Clemente asegura que Alarte ha "dinamitado el histórico PSPV" y que "con cada nombre que coloca en sus listas está escribiendo su propio final"

 Clemente asegura que Alarte ha
Icono fecha
20-02-2011

20 feb. 2011.- El secretario General del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Antonio Clemente, ha asegurado hoy que el secretario general del PSPV, Jorge Alarte, ha “dinamitado el histórico PSPV con el régimen totalitario que ha instaurado en su partido”, al tiempo que ha sostenido que “con cada nombre que coloca en sus listas está escribiendo su propio final”.

Clemente ha sostenido de esta forma que en el PSPV están “todos preocupados por sus listas, mientras que en el PP estamos preocupados por las listas del paro, que han alcanzado cifras intolerables con el Gobierno socialistas de Zapatero y es lo que realmente preocupa a los valencianos”.

El dirigente popular se ha preguntado así “cómo se atreve Alarte a hablar de democracia interna, cuando ha convertido el PSPV en la casa de las dagas voladoras y él se ha revelado como el mayor lanzador para cortar las aspiraciones de cualquier compañero que no le rinda pleitesía o que represente una facción del socialismo valenciano preocupada por los intereses de la Comunitat que le pueda hacer sombra”.

Asimismo, ha criticado la “hipocresía de quien pretende ser líder de los socialistas valencianos al aparecer ayer en la nueva sede del PSOE Benidorm a hacerse una foto con el mayor tránsfuga de la democracia, Agustín Navarro, con su histórica enemiga íntima Leire Pajín y su nueva enemiga pública Ana Barceló, y además con la desfachatez de decir que el PSPV tiene un único proyecto”.

“A Alarte le debe gustar la comedia porque lo que vimos ayer es digno del género”, ha apostillado Clemente, quien ha dudado sobre si se trata de “cinismo o sinsentido” lo que mueve al dirigente socialista “a aseverar que sólo ve un único discurso como si las discrepancias desde Vinaròs hasta Pilar de la Horadada no fueran con él”.

Para el secretario general del PPCV, la única intención de Alarte es “intentar rodearse de amigos en las listas al precio que sea y ignorar el resto de voces de su partido para montarse un realidad paralela en la que pasar plácidamente los tres meses que le quedan en la cima de su partido, que no es otra cosa que el punto más alto de un precipicio del que le van a empujar el 23 de mayo por ser el causante del rechazo unánime que obtendrá el ya resquebrajado PSPV”.

Compartir