JJ Zaplana: “Montón no puede permanecer un minuto más al frente de Sanidad”

  JJ Zaplana: “Montón no puede permanecer un minuto más al frente de Sanidad”
Icono fecha
14-01-2017

  • El coordinador de Política Social del Grupo Popular, José Juan Zaplana,  pide a Puig y Oltra que cesen a la consellera “por convertir Sanidad en una agencia de colocación”
  • “Ahora se demuestran las mentiras reiteradas de Sanidad respecto a Alzira”
  • “Revertir el modelo Alzira para colocar a familiares y amigos confirma las denuncias de enchufismo masivo en Sanidad”  
  • “Pretenden destruir algo que existe, funciona bien y tiene la satisfacción de los ciudadanos solo para colocar a gente afín”

14. enero. 2017.- El coordinador de Política Social del Grupo Parlamentario Popular en Les Corts, José Juan Zaplana, ha señalado que “Carmen Montón no puede permanecer un minuto más como consellera de Sanidad  tras conocerse la intención de Sanidad de revertir el modelo Alzira para meter a familiares y amigos. Dada la gravedad de los hechos, tanto Puig como Oltra deben cesarla ya de su cargo. Si no lo hacen es porque están en connivencia con este plan”.

   José Juan Zaplana ha señalado que “todo parece indicar que lo que venimos denunciando desde el Grupo Popular desde hace meses respecto a que Sanidad se ha convertido en una agencia de colocación es cierto, es decir que solo los afines tienen capacidad para progresar en la carrera profesional sanitaria valenciana. Los hechos son muy graves y reafirman nuestras denuncia sobre Montón y su agencia de colocación”.

   Zaplana ha señalado que “ahora ya sabemos que la reversión del modelo Alzira no es ni para generar una mejor cartera de servicios a los ciudadanos, ni por una gestión óptima de los recursos públicos ni por la mejora de los trabajadores del área de salud como vienen tratando de engañarnos desde el Consell desde hace tiempo. Ni siquiera se trataba de ideología. La reversión del modelo tan solo es para poder contratar de forma masiva al personal afín. Ahora ya sabemos que los actuales trabajadores no van a seguir pues en los concursos de oposición entrarán otros de fuera y que se despedirá personal para meter a sus acólitos, amigos y familiares. Ni siquiera se cuestiona en la grabación si los trabajadores lo hacen bien o mal, se echa a todos fuera para meter a los suyos y ya está”.

   El diputado alicantino ha recordado que “el pasado 20 de octubre Isabel Bonig preguntó a Puig en Les Corts qué iba a pasar con los trabajadores, y el presidente contestó que tendrían lo que se merecían, seguridad laboral. También preguntamos a Montón por la hoja de ruta de la reversión del modelo y contestó con rotundidad que a partir del 1 de abril todos seguirían en sus puestos. Ahora sabemos que es todo mentira pues existe un plan orquestado para colocar a gente afín. Han mentido deliberadamente en sede parlamentaria”.

   José Juan Zaplana ha indicado que “estamos ante una irresponsabilidad tremenda ya que se está jugando con la salud y la vida de la gente de Alzira y la comarca de la Ribera. Pretenden destruir algo que existe, funciona bien y tiene la satisfacción de los ciudadanos solo para colocar a gente”.

   El popular ha señalado que “no es creíble que esto sea una idea solo del comisionado del Hospital de Alzira, del subsecretario de la Conselleria, Ricardo Campos, o de la directora general de inspección sanitaria Marisa Roselló. Estos planes para Alzira de enchufar afines en 300 puestos de trabajo son conocidos por la consellera Montón pues es su modo habitual de funcionar en la Sanidad pública donde ha colocado a decenas de cargos del PSPV y Compromis en puestos de responsabilidad sanitaria. También Puig y Oltra deberían estar en conocimiento del plan y, en caso de no conocerlo, tienen responsabilidad política por negligencia pues es su obligación conocer lo que ocurre en su entorno”.

   Por último, José Juan Zaplana ha reiterado que “es urgente la dimisión o cese de Montón porque esto es la gota que colma el vaso del desastre en que el Botànic está convirtiendo a la Sanidad valenciana. Actúan con total impunidad sin importarles el servicio que se presta a los usuarios, usando la sanidad como un cortijo donde hacen y deshacen a su antojo”.   

Compartir