"Afterwork" por el Día de la Mujer

Icono fecha
07-03-2016

~~7, marzo, 2016.- La presidenta del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Isabel Bonig, ha celebrado hoy un ‘afterwork’ informal con medio centenar de mujeres de distintos ámbitos con motivo del Día Internacional de la Mujer, que se conmemora mañana, 8 de marzo. Durante el encuentro, Isabel Bonig ha expresado la preocupación por los casos de violencia de género, no sólo física sino también psicológica, que ha calificado como “una de las lacras sociales que con mayor energía debemos combatir en nuestro tiempo”.

“Tenemos que seguir trabajando en este ámbito –ha señalado-, de forma transversal, intentando que las nuevas generaciones de jóvenes que hoy se están formando condenen este tipo de violencia así como toda forma de intolerancia; ayudando a las mujeres que la sufren a través de una atenta y ágil administración haciéndoles ver que no están solas e impulsando su autoestima”, y ha añadido que es fundamental “ayudar a quienes la sufren a denunciar para poder actuar contra quienes practican este tipo de acoso”.

Asimismo, ha subrayado su convicción en “la conciliación de la vida personal y la laboral; así como en la corresponsabilidad y reparto de tareas. Se puede y se debe impulsar un modelo laboral que sea eficiente y al mismo tiempo humano, porque los padres deben poder atender la educación de sus hijos y la administración debe invitarles a ello. Debemos estar atentos a la labor fundamental de la educación de los hijos”.

Durante el coloquio, ha destacado el compromiso del PPCV con la familia como pilar fundamental. “La Generalitat ha eliminado todas las líneas de ayuda a las familias -numerosas, protección, maternidad- y todos los programas de familia. No entendemos esta sociedad sin la familia, que es la estructura sobre la que ha reposado la crisis de los últimos años. Creemos que pensar en familia es pensar en niños, en mayores, en dependientes, en personas con diversidad funcional…. pensar en familia es pensar en trabajar por y para los valencianos desde el respeto a sus decisiones y no desde la imposición de un modelo de sociedad”.

 

Compartir