Alberto Fabra: "El President Camps mantiene intacta su honorabilidad a pesar de la campaña de desprestigio que ha iniciado el PSOE, que aplica distintas varas de medir ante la justicia"

Alberto Fabra:
Icono fecha
30-11--0001

09. Julio. 2009.- El Presidente Local del PP y Alcalde de Castellón, Alberto Fabra, ha querido hacer público su respaldo al Presidente del PP y de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, ante la campaña de desprestigio que está protagonizando y propiciando el partido socialista. “Es una vergüenza que la vicepresidenta De la Vega, que oculta las vergüenzas de contravenir la ley electoral al haberse empadronado en Valencia donde no reside ni un solo día al año, se atreva a acusar a nuestro presidente sobre el que no se ha demostrado la comisión de ningún delito”.

Fabra ha resaltado que “para los que no confían en la justicia y pretenden hacer un juicio paralelo a las acusaciones contra el presidente, los hechos reales volverán a ridiculizar sus continuas mentiras y la hipocresía de su papel político que solo fundamenten en el intento de denostar la imagen personal del adversario, en lugar de trabajar por los castellonenses y los valencianos”.

El Presidente Popular de los castellonenses ha manifestado que “la honorabilidad de la actuación personal y política del President está fuera de toda duda y los valencianos lo sabemos porque le vemos trabajar por las cosas que de verdad importan a la sociedad y no por los intereses partidistas como funciona el partido socialista”.

Asimismo, Fabra ha mostrado también su “absoluto respaldo” al secretario general del PPCV, Ricardo Costa, y se ha mostrado convencido de que “las acusaciones que se vierten contra él quedarán desmontadas en breve y quedará demostrado que todas las acusaciones vertidas son falsas e infundadas”.

Por otro lado, Alberto Fabra ha ratificado las palabras de la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y ha señalado que “resulta curioso como en los últimos días estamos viendo cómo el partido socialista utiliza una doble vara de medir la justicia. Por un lado aplauden la labor del director del CNI que ha tenido que cesar por utilizar dinero público para fines privados, lo que sí es constitutivo de delito, mientras que con el presidente Camps se ceban en hacer críticas sobre una acusación no demostrada”.
 

Compartir