Asencio recuerda que cerca del 50% de los valencianos apuesta por Camps como presidente y asegura que "el único que no tiene la confianza de la gente es Zapatero"

Asencio recuerda que cerca del 50% de los valencianos apuesta por Camps como presidente y asegura que
Icono fecha
31-07-2010

31 jul. 2010.- El vicesecretario de Política Autonómica y Local del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, César Augusto Asencio, ha recordado hoy que cerca del 50% de los valencianos prefiere a Francisco Camps como presidente de la Generalitat, mientras que Alarte no alcanza el 19%, y ha asegurado que “el único que no tiene la confianza de la gente se llama José Luis Rodríguez Zapatero”.

Asencio se ha pronunciado así en referencia a las declaraciones realizadas hoy por Jorge Alarte, a quien ha pedido que “no engañe a sus militantes con falsas reuniones de base porque la que lleva la batuta en el PSPV es Leire Pajín”.

También le ha recordado que “ha sido Rodríguez Zapatero quien ha incumplido sus compromisos con la seguridad y la financiación, ha llevado a España a unos niveles de paro desorbitados y ha aprobado en solitario los mayores recortes de la historia de la democracia”.

Por ello, ha reclamado al secretario general del PSPV que, “si las promesas que va a hacer van en la línea de Zapatero, se vaya a casa en este mismo momento, porque no va a tener ninguna posibilidad en las urnas puesto que ya nadie confía en el partido socialista”.

El dirigente popular ha coincidido con Alarte en que “es tiempo de cambio, pero cambio en La Moncloa, porque los ciudadanos no pueden aguantar más a un presidente que no ha sabido gestionar la crisis económica y ha basado su política en medidas improvisadas”.

Por último, ha preguntado al líder socialista “qué es para él la defensa de la democracia y la libertad”, porque “si la democracia es protagonizar el mayor atentado a la democracia, como ha sido el robo del Ayuntamiento de Benidorm, y la libertad es prohibir una tradición histórica nacional como los toros en una comunidad autónoma, su partido representa un proyecto retrógrado y autoritario que los ciudadanos no se merecen”.
 

Compartir