Asencio: "Reivindicar agua para la Comunitat es una necesidad y no un capricho que el PPCV defenderá siempre"

Asencio:
Icono fecha
31-12-2009

31. dic. 2009.- El vicesecretario de Política Autonómica y Local del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, César Augusto Asencio, ha afirmado hoy que reivindicar agua para la Comunitat “es una necesidad y no un capricho que los populares mantendremos siempre”.

Asencio ha señalado que la polémica surgida en torno a una posible reserva estratégica por parte de Castilla-La Mancha “tiene un responsable último que no es otro que Zapatero, el presidente que más ha hecho en España por crear batallas con el agua y por la insolidaridad”.

El dirigente popular ha manifestado que imponer una reserva estratégica de 6.000 hectómetros cúbicos “sería como plasmar en un papel la defunción del Tajo-Segura y rubricarla para que quede constancia”. En ese sentido, ha manifestado que el trasvase “es irrenunciable” y ha señalado que los populares “siempre nos opondremos a cualquier paso que signifique poner en peligro el abastecimiento y el regadío de nuestra tierra”.

En ese sentido, Asencio ha recordado que se está hablando de “hacer peligrar el abastecimiento a más de dos millones de valencianos, algo que no se puede consentir”.

El vicesecretario de Política Autonómica y Local ha criticado que todos los pasos que Zapatero da en materia de agua “sea para provocar más divisiones y problemas entre las Comunidades Autonómas”. Asimismo, ha señalado que “no es de recibo que cada región ponga unas condiciones y se crea con derechos sobre los demás a la hora de disponer de un bien tan necesario como el agua, y todo ante la pasividad de un Gobierno que ha dado al traste con todos los esfuerzos realizados anteriormente para consensuar una política hídrica”.

Asencio ha recordado que el agua y los trasvases “son un tema de Estado y como tal requieren de una política amplia pero firme con unas reglas de juego que impidan que cada uno haga lo que quiera”. El dirigente popular ha señalado que la llegada de agua a las zonas de Alicante es cara “pero más cara sería no recibir ni una gota, ya que supondría la muerte del campo y un riesgo importante para el abastecimiento de los ciudadanos”.
 

Compartir