Bastidas: “La evolución de la EPA confirma el acierto de las reformas que ha llevado a cabo el gobierno de Rajoy y la necesidad de mantenerlas”

Bastidas: “La evolución de la EPA confirma el acierto de las reformas que ha llevado a cabo el gobierno de Rajoy y la necesidad de mantenerlas”
Icono fecha
30-04-2016

30. abril. 2016.- La vicesecretaria general del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Elena Bastidas, ha asegurado que los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) conocidos esta semana “confirman el acierto de las reformas que ha llevado a cabo el gobierno de Mariano Rajoy y la necesidad de mantenerlas para seguir creciendo y generando empleo”.

 

Elena Bastidas se ha referido así a la evolución de los datos de empleo entre el primer trimestre de 2013, considerado el punto de inflexión de la crisis, y el primer trimestre de 2016. En ese periodo, en la provincia de Valencia se ha reducido en 99.900 personas el número de parados, ha bajado la tasa de paro un 7,21% y hoy tenemos 67.400 ocupados más.

 

A nivel nacional, hoy hay 1.486.800 parados menos que en el primer trimestre de 2013, la tasa de paro se ha reducido un 6% y hay 999.400 ocupados más.

 

Bastidas ha defendido que estas cifras reflejan la necesidad de que en España haya “un partido serio y responsable como el PP en el Gobierno. Porque España necesita un Gobierno moderado y estable para llevar a adelante las reformas necesarias para seguir creando empleo y, lo que es lo mismo, oportunidades de progreso y desarrollo para los españoles”.

 

La vicesecretaria general del PPCV ha insistido en que la acción política del PP tiene como “prioridad la creación de empleo y la búsqueda del bienestar de los ciudadanos. Al contrario que el ‘gobierno a la valenciana’ que nos quieren vender, que espanta inversiones y la posibilidad de crear puestos de trabajo y sólo piensa en aumentar el gasto público improductivo”.

 

Bastidas considera que un gobierno en España como el que ya “sufrimos los valencianos”, formado por PSOE, Compromís y Podemos sólo generaría “inestabilidad, desigualdad, y destruiría empleo amenazando seriamente la prestación de servicios a los ciudadanos”.

 

Compartir