Bellver: "La izquierda confunde lo público con lo privado y pervierte las instituciones"

Bellver:
Icono fecha
08-04-2014

08. abril. 2014.- El portavoz del Grupo Parlamentario Popular en Les Corts Valencianes, Jorge Bellver, ha asegurado hoy que “la izquierda confunde lo público con lo privado y pervierte las instituciones” tras conocer hoy que el grupo Compromís tiene más de 30 personas acreditadas en Les Corts para hacer “trabajo de partido”. “Es un fraude parlamentario porque se aprovechan de los recursos públicos, que están a disposición de los grupos para el trabajo parlamentario, sólo con fines partidistas”, ha señalado.

 

   “Compromís utiliza de forma fraudulenta Les Corts”, ha explicado Bellver, quien ha añadido que “además de la gravedad de estos hechos, este grupo minoritario y radical de izquierdas, al que se le llena la boca hablando de transparencia y derechos de los trabajadores, tendrá que explicar si camufla como colaboradores a personas a quienes puede estar utilizando como trabajadores en precario”.

 

   Tras conocer los hechos, el portavoz popular ha exigido “conocer el listado de las personas acreditadas como colaboradores y saber si cobran de la subvención de Les Corts y si están dados de alta en la Seguridad Social”. “Si vienen todos los días como un trabajador del grupo, deberían estar dados de alta y tener cubiertos sus derechos básicos como trabajadores”, ha señalado.

 

   En referencia a la justificación de las subvenciones de los grupos parlamentarios, Bellver ha recordado que el grupo Compromís “lleva seis años sin justificar ante el Tribunal de Cuentas en qué se gasta el dinero que recibe de Les Corts, por mucha página de la transparencia que diseñen en internet”. El Síndic ha recordado que en total esta formación nacionalista de izquierdas ha dejado sin justificar 1,6 millones de euros, tal y como consta en los sucesivos informes del Tribunal de Cuentas desde 2008.

 

   El portavoz popular ha denunciado la “opacidad y la falta de transparecia de un grupo minoritario, que sin rubor ni vergüenza dobla el personal a su servicio en la Cámara, aunque es nueve veces más pequeño que el Grupo Popular”.

Compartir