Betoret denuncia que Salvador lleve 40 días “escondida” para no hablar de la fiesta rave y advierte que su “desidia” contribuye a la “degradación” de la T2

Betoret denuncia que Salvador lleve 40 días “escondida” para no hablar de la fiesta rave y advierte que su “desidia” contribuye a la “degradación” de la T2
Icono fecha
09-02-2017

• Anuncia que solicitará a FGV una “valoración de los daños” y un análisis del estado de las instalaciones
• Solicita a FGV que coloque elementos de control, supervisión y videovigilancia para “no dejar en un limbo” un derecho fundamental de los valencianos y una infraestructura vital


• El GPP volverá a solicitar una visita a la zona de la T2 pero esta vez “sin cortapisas ni recorridos teledirigidos”
09. febrero 2017- El portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Popular (GPP), Vicente Betoret ha denunciado que la consellera de Infraestructuras, María José Salvador, “lleve 40 días escondida” sin dar explicaciones sobre la situación de la T2 donde hace ya un mes se celebró la fiesta rave al tiempo que ha advertido que “su desidia está contribuyendo a la degradación de una zona estratégica”.
  

Betoret se ha pronunciado en estos términos después de que la consellera de Infraestructuras, María José Salvador, “haga oídos sordos” y evite explicarle a los valencianos “los motivos, el riesgo y las medidas que se van a tomar” tras la celebración de una fiesta en uno de los túneles de la T2.
 

Por ello, Betoret solicitará a FGV una valoración de los daños y un informe del estado de las instalaciones para comprobar si “la dejadez de la consellera está afectando al estado de una zona en la que se ha invertido mucho dinero”.
  

De esta manera, Betoret ha señalado que el PP ha podido comprobar que incluso “a pie de calle hay zonas que suponen un peligro para las personas” por ello exigirá a la consellera que “salga del despacho y solucione el problema de seguridad de los vecinos” colocando elementos de control, supervisión y videovigilancia hasta que se licite el contrato de mantenimiento para “no dejar en un limbo” un derecho fundamental de los valencianos y una infraestructura vital para la vertebración de la ciudad. 
   

Al mismo tiempo, ha denunciado que el Consell ponga “cortafuegos” a la labor parlamentaria no sólo por prohibir la visita del PP a la zona donde se celebró la fiesta sino por llevar 40 días sin comparecer ante los valencianos para explicar los motivos por los que cientos de jóvenes se colaron en una zona “de alto riesgo para la seguridad de los ciudadanos”.
  

Por todo ello, el GPP volverá a solicitar una visita a la zona de la T2 para que el Consell le permita ejercer su labor parlamentaria y realizar una valoración real de los daños de la totalidad de la instalación “sin cortapisas ni visitas teledirigidas” como la realizada al principios de mes donde “solo pudimos acceder al vestíbulo”. 
 
 

Compartir