Bonig denuncia “dejación y el desprecio” del Consell hacia los ayuntamientos

Bonig denuncia “dejación y el desprecio” del Consell hacia los ayuntamientos
Icono fecha
15-11-2015

15. nov. 2015.- La Síndica del Grupo Parlamentario Popular en Les Corts, Isabel Bonig, ha denunciado la “dejación y desprecio” que sufren los ayuntamientos por parte del Consell. “El gobierno tripartito, ante su incapacidad para gestionar, está trasladando a los municipios la responsabilidad de prestar determinados servicios que son competencia de la Generalitat sin que vayan acompañados de los fondos necesarios”.

   En este sentido, Bonig ha anunciado la presentación de una proposición de ley de financiación municipal para “regular esta cuestión, se definan claramente competencias y que los ayuntamientos tengan la garantía por ley de recibir los recursos necesarios para la prestación de servicios a la ciudadanía”.

   La Sindica Popular considera que “en el fondo reclamamos lo mismo que Puig a Rajoy: que exista una financiación y criterios claros de por qué unas inversiones van a un sitio y a otro. Porque se habla mucho de la financiación autonómica pero la de los ayuntamientos es la otra gran asignatura pendiente de regular”.

   Bonig ha señalado que “el Consell, con la excusa de la cercanía al ciudadano, aboga por la remunicipalización que, en realidad, lo que significa es hacer dejación de sus responsabilidades y pasarle el problema a los municipios. Lo estamos viendo con la prestación de servicios sociales, la delegación en los ayuntamientos del proyecto Xarxallibres para adelantar el pago de los libros a los padres sin transferir los recursos o  la redistribución de fondos públicos con criterios arbitrarios como la subvención de 140.000 euros a la empresa que presidió Puig en el matadero de Morella, dejando de lado otros mataderos como el de Cinctorres o el de Burriana, por ejemplo. Se comportan como trileros tratando engañar a los ciudadanos”.  

   Por último, la también presidenta regional se ha mostrado convencida de que “será una buena Ley para el mantenimiento de los servicios básicos el fijar unos criterios objetivos consensuados entre todos y evitar así el sectarismo”.

 

 

Compartir