Bonig: "El Acuerdo del Botánico es un pacto de revisión del pasado y destrucción del futuro"

Bonig:
Icono fecha
30-09-2015

30. septiembre. 2015.- La presidenta del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Isabel Bonig, ha calificado hoy el Acuerdo del Botánico, firmado entre el PSPV, Bloc-Compromís y Podemos como “un pacto entre perdedores para la revisión del pasado y la destrucción del futuro, no un pacto de unión y de progreso para una Comunitat Valenciana próspera”.

 

Isabel Bonig, acompañada de los integrantes del Comité de Dirección del PPCV, ha valorado hoy los primeros 100 de gobierno del Consell de Ximo Puig, y lo ha hecho en el propio Jardín Botánico de Valencia, escenario donde se selló el acuerdo de Gobierno del tripartito.

 

Bonig ha señalado que el PPCV “no cuestiona la legitimidad del Acuerdo ni del Consell, como hacen ellos con todo lo que tiene que ver con el PP”, pero ha criticado que ese documento “no es más que la plasmación de un cambio de cromos entre tres formaciones minoritarias, de las luchas intestinas por el poder entre los tres partidos firmantes”.

 

“No representa un proyecto para la Comunitat ni para los ciudadanos –ha continuado-, es un pacto que no garantiza la estabilidad ni política ni económica a nuestra tierra, que presenta más sombras que luces, más dudas que certezas y más incumplimientos que compromisos”.

 

En este sentido, ha subrayado que los primeros 100 de Gobierno de Ximo Puig son “el reflejo de ese pacto frágil para repartirse sillones entre PSPV y Compromís, vigilados por Podemos desde las Cortes: constantes tensiones y disfunciones entre las consellerias y los altos cargos de uno y otro signo”.

 

La dirigente popular ha realizado un balance del acuerdo: “Ya empezando por el preámbulo vemos que su voluntad no es la que plasmaron por escrito. Hablan de emergencia social y a los pocos días de suscribirlo se iban de vacaciones, cuando emergencia social y vacaciones son términos incompatibles”.

 

“Y es que la actuación del Ejecutivo ha estado muy lejos de lo que se entiende por responsabilidad: han tardado 90 días en repartirse las áreas de responsabilidad, 90 días en aprobar los reglamentos orgánicos y funcionales que asignan las competencias y han llegado a aprobar un decreto sin que éste pasara por el Consell”, ha añadido.

 

¿Dónde ha quedado el rescate de personas?

 

Bonig ha repasado uno a uno los ejes en los que se estructura el acuerdo de Gobierno del tripartito, y se ha referido en primer lugar a la Renta de Ciudadanía y al copago de dependientes: “La Renta de Ciudadanía ya existía, la creó el PP y está dotada con 29 millones de euros para beneficiar a cerca de 38.000 personas”.

 

Asimismo, ha pedido a la vicepresidenta Mónica Oltra que explique “cómo se va a quitar el copago que abonan los dependientes, dado que la Comunitat no tiene competencias para ello. Y si lo quita, ¿lo va a quitar para todos o va a crear ciudadanos de primera y de segunda?”.

 

También ha lamentado que ante la falta de iniciativa se dediquen a vender como propias medidas que articuló el PP como el cheque energético que anunció ayer Puig, pero que adelantó el pasado mes de abril el conseller Máximo Buch para beneficiar a más de 10.000 familias en dificultades.

 

En su comparecencia, Bonig ha incidido en que no se han puesto en marcha los comedores sociales que anunciaron y en que “la gratuidad de los libros de texto no es tal, no está consensuada con los ayuntamientos a quienes se exige que sostengan financieramente la medida y no se incluye un baremo vinculado a la renta para ayudar a quienes verdaderamente lo necesitan”.

 

Regeneración democrática y lucha contra la corrupción

 

La presidenta del PPCV ha señalado que sólo el Conseller de Transparencia ha publicado su declaración de bienes, ningún otro miembro del Consell lo ha hecho, “¿es esta la transparencia de la que hacen gala?”.

 

En este sentido, se ha preguntado también “si es transparente un Gobierno que tiene decididos los nombres de los gerentes de los hospitales antes de convocar el proceso, si califican de transparente el proceso de selección de la gerente de la Fe, o si consideran transparente utilizar puestos de funcionarios públicos para sellar alianzas políticas, como  ha hecho la señora Oltra con Ignacio Blanco utilizando la adscripción temporal de funciones”.

 

¿Gobernar para las personas o para ellos mismos?

 

Isabel Bonig ha recordado que el actual presupuesto de la Generalitat dedica más de un 87% de los recursos a sanidad, educación y políticas sociales. “Tengo curiosidad por conocer el presupuesto que van a presentar, a ver si mantienen esta apuesta que hizo el PP por las personas”.

 

Respecto a la creación de una nueva radio y televisión pública valenciana, ha lamentado que el Consell “esté jugando con los extrabajadores de RTVV, a quienes utilizó electoralmente, y ahora les menosprecia y ven como la fecha prometida de reapertura de RTVV no era cierta”.

 

¿Cuál es nuevo modelo productivo que prometen?

 

Bonig ha pedido al presidente de la Generalitat que no permita experimentos en materia económica, “lo que necesitan los ciudadanos es empleo, porque es el pilar fundamental para el sostenimiento de la sociedad del bienestar, y todavía no hemos escuchado una sola propuesta en materia de creación de puestos de trabajo. Es más, el acuerdo del Botànico no recoge ni una sola vez la palabra empleo”, ha agregado.

 

De su nuevo modelo productivo, “no sabemos nada, y si no lo explican será porque no lo tienen. Lo único que hemos oído decir al conseller es que necesitará 30 años para ponerlo en marcha y la Comunitat no puede perder tanto tiempo”.

 

Quieren la financiación como arma arrojadiza

 

La responsable popular ha rechazado la utilización que el Consell está haciendo de un tema sensible como es el mejora de la financiación que recibe la Comunitat, y ha reprochado al PSPV que lo que rechazó el 2013 lo quiera utilizar ahora contra el Gobierno central como arma arrojadiza.

 

“Se les olvida que ya se había exigido por escrito al Gobierno central, desde el Consell del PP y tras el acuerdo de los grupos parlamentarios, el reconocimiento de la deuda. O que el 16 de octubre de 2013 el PSPV se abstuvo y Compromís votó en contra de pedir un cambio en el modelo de financiación que sólo apoyó el PP”.

 

Por otro lado, ha advertido que la pretensión de crear una agencia tributaria propia “significa seguir el camino emprendido por Cataluña, romper la caja única en materia tributaria y abrir el camino de la fragmentación de España”. 

Compartir