Bonig: “El sectarismo del Titànic ha llevado en solo dos años a 310.000 personas a la calle para reclamar libertad”

Bonig: “El sectarismo del Titànic ha llevado en solo dos años a 310.000 personas a la calle para reclamar libertad”
Icono fecha
25-05-2017

·       La Síndica Popular señala que “el problema de Puig es él mismo. Su radicalidad y la de su Consell. No ve la realidad, la falta de gestión, y confunde conceptos”

 

25. mayo. 2017.- La Síndica del Grupo Parlamentario Popular en Les Corts, Isabel Bonig, ha afirmado hoy que “el sectarismo del Consell del Titànic ha hecho que en solo dos años 310.000 personas hayan salido a la calle para reclamar libertad y velar por sus derechos”.  

   Bonig se ha pronunciado así durante la sesión de control a Puig en Les Corts. La Síndica popular ha lamentado que “en pleno siglo XXI aún tengamos que salir a la calle a defender algo tan básico como es la libertad”. “El señor Puig, desde su atalaya presidencial privilegiada no ve el sentir de la calle. La gente sale a la calle para pedir libertad y futuro. Un binomio que unido es sinónimo de ambición, de ilusión; pero que cuando se quebranta el primero de ellos, la libertad, automáticamente se esfuma y desaparece el segundo, el futuro”.

   Bonig ha recordado a Puig que en la última sesión de control dijo al PPCV que “cuando dicen “libertad” quieren decir “privilegios y desigualdad”. “No le permito que califique a los miles y miles de ciudadanos que claman libertad en la calle de “jugar a los fantasmas partidistas”. En sus dos primeros años, más de 310.000 personas han salido a la calle reclamado libertad a la hora de elegir el tipo de educación que quieren para sus hijos, más de 70.000 firmas en dos años contra el recorte de aulas y contra el plurilingüismo que no han tenido en cuenta y más de 50.000 alegaciones al Conseller que siguen sin respuesta”.

   La Síndica Popular ha indicado que “el problema de Puig es él mismo, es su sectarismo y el de su Consell, es confundir conceptos. No ve la realidad, la falta de gestión. Su problema es Monteolivete. Su problema es que llama privilegios a lo que son derechos, y privilegios son la alfombra roja con Valentino y Bellucci en el Palau de les Arts, los coches oficiales, el incremento de asesores con los enchufados, las subidas de sueldo, los viajes, los retiros del Consell, el pagar kitkats con fondos públicos de la caja fija… todo eso son privilegios, pero los suyos. Los del Consell del mestizaje que nos está saliendo bien caro a los valencianos”.

   Bonig ha criticado que el Consell “ponga como excusa siempre que no tiene dinero para pagar la dependencia, ni para hacer obras, ni para construir más colegios o pagar los centros especiales de empleo. Apelan a la herencia recibida, pero sí que tienen dinero para abrir una televisión. Hay miles de ejemplos de familias a las que Puig considera privilegiados por llevar a sus hijos a centros concertados y que para nosotros son derechos, igualdad, libertad y futuro”.

 

Suspensión decreto plurilingüismo

   Bonig también se ha referido a la suspensión de la aplicación del decreto de plurilingüismo. “Dijo que el Ministerio le había realizado un requerimiento por el decreto de plurilingüismo y que luego le había dado el visto bueno cuando no es así. No diga que el Ministerio le ha aceptado el decreto de plurilingüismo ni el decreto de anulación desconciertos porque no es cierto. ¿Le ha informado su Conseller que existe otro requerimiento? Diga la verdad, o le tendré que decir como Susana Díaz a su nuevo líder: Ximo cariño, no mientas”.

Compartir