Bonig: “La política es responsabilidad y convicción, los lamentos de Puig no crean empleo”

Bonig: “La política es responsabilidad y convicción, los lamentos de Puig no crean empleo”
Icono fecha
24-10-2015

24. octubre. 2015.- La presidenta del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Isabel Bonig, ha asegurado que la política “es responsabilidad y convicción para cambiar las cosas y no lamentos como los de Ximo Puig, porque los lamentos no crean empleo”. Por ello, le ha exigido “que deje de llorar y se dedique a gobernar y si no sabe o no quiere que se marche”.

 

Isabel Bonig ha participado junto al presidente nacional del PP y presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en un acto con militantes y simpatizantes del PP en Finestrat, donde ha destacado que el PP “está aquí para hacer las cosas bien y lo que nos ha preocupado es sacar a España de la crisis, crear empleo, garantizar la sociedad del bienestar, generar estabilidad y sentar las bases de una nueva etapa de progreso”.

 

Bonig ha defendido las reformas llevadas a cabo por el Gobierno de Rajoy para “superar la crisis en la que nos sumió el gobierno socialista de Zapatero. Y gracias a esas medidas, y al rigor y el criterio empleados, hoy vemos cada vez más pequeña la sombra de la crisis que el socialismo nos dejó en herencia”. Así, ha criticado que mientras el PP estaba preocupado en sacar a España de la crisis, los socialistas que ahora quieren dar lecciones estaban detrás de una pancarta”.

 

En este sentido, ha subrayado la importancia de las próximas elecciones generales para España y para la Comunitat Valenciana: “El PP debe seguir gobernando después del 20-D en España para que la recuperación y todos los esfuerzos y sacrificios que hemos hecho los españoles hayan servido para algo”. Y ha añadido que “con un Zapatero ya hubo bastante, y no queremos al señor Sánchez porque España no sobreviviría a un nuevo gobierno socialista”.

 

La presidenta del PPCV ha recordado que en el último año de gobierno del Partido Popular aquí en la Comunitat, cuando los efectos de las medidas que adoptaron la Generalitat y el Gobierno de Rajoy comenzaron a notarse, el ritmo de creación de empresas creció un 12%, se crearon 100.000 empleos, 25.000 jóvenes encontraron trabajo, las exportaciones alcanzaban los 28.400 millones de euros, el índice de producción industrial creció un 3´8%, y este año creceremos en el entorno del 3´5%.

 

Por el contrario, “el PSOE es una losa para el crecimiento. Solo quieren revisar el pasado y destruir lo mucho que hemos construido entre todos. Eso es revancha política. Necesitamos ilusión y futuro. Dejen de escribir el pasado y empiecen a escribir el relato del futuro”.

 

Así, ha lamentado que “lo peor de la izquierda y del gobierno tripartito que sufre esta Comunidad es su sectarismo. Han declarado la guerra a todo lo privado, a la escuela concertada, a las escuelas infantiles, quieren implantar la inmersión lingüística, y van a permitir que se pierdan proyectos de inversión en Paterna, Alcoy, Alicante y Requena que crearían 10.000 empleos”.

 

“El PSOE cambia empleo por desempleo y crecimiento por desaceleración”

 

Isabel Bonig ha asegurado a Rajoy que puede contar con el PP de la Comunitat Valenciana para ganar estas elecciones: “Estamos aquí para defender a Alicante, a la Comunitat, a España y a los españoles. Para defender el interés general por encima del cortoplacismo, de la demagogia, del populismo, de las mentiras, por encima incluso de nuestros propios intereses electorales y, desde luego, por encima de apariencias y postureos. Por eso nos vamos a volcar en las próximas elecciones. Porque no queremos que le pase a España lo que ya le está pasando a la Comunitat Valenciana”.

 

Bonig considera que el proyecto de los socialistas sólo sirve para “cambiar empleo por desempleo, crecimiento por desaceleración, estabilidad por radicalidad, rigor por bisoñez”, y ha advertido que gobernar “es otra cosa. No basta con tener buenas intenciones, hacen falta sólidas creencias, capacidad de trabajo, sentido de la responsabilidad para tomar decisiones valientes y buenos compañeros de viaje, y estas son cuestiones que Pedro Sánchez y Ximo Puig aún no han entendido”.

 

 

 

 

                   

 

 

Compartir