Bonig: "Los datos de la EPA confirman que las políticas de empleo del PP son las correctas"

Bonig:
Icono fecha
23-07-2015

23. julio. 2015.- La coordinadora general del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Isabel Bonig, ha destacado que los datos de la Encuesta de Población Activa correspondientes al segundo trimestre de 2015 “confirman que las políticas de empleo y las reformas emprendidas por los gobiernos del PP en la Comunitat Valenciana y en España son las correctas”.

 

Bonig se ha referido a los datos de la EPA conocidos hoy, que sitúan a la Comunitat Valenciana como la tercera región donde más ha descendido el desempleo en toda España entre abril y junio, con 30.400 parados menos.

 

Asimismo, ha subrayado que, en términos anuales, la Comunitat Valenciana es la segunda donde más se ha reducido el paro a nivel nacional, con 82.400 parados menos.

 

“Son datos positivos, porque significan que la Comunitat Valenciana está caminando en la dirección correcta y que los valencianos tenemos hoy mejores perspectivas que las que nos dejó el último gobierno socialista que hubo en España”, ha señalado.

 

En este sentido, Isabel Bonig ha pedido al presidente del Consell, Ximo Puig, “que no cambie lo que funciona, y lo que funciona son las reformas que en su día puso en marcha el PP. La mejor política de empleo que puede adoptar el nuevo Consell es no poner trabas a la recuperación económica y a la creación de empleo”.

 

Bonig ha insistido en que Puig “ha recibido una Comunitat en la que se crea empleo” y le ha exigido que “no haga política con ello, que no cambie el rumbo de la Comunitat y que no aplique recetas como las que en su día adoptó Zapatero, que él aplaudió y que enviaron a 3,4 millones de personas al paro”. 

 

La coordinadora del PPCV ha instado a Puig “a gobernar y a dejar de protestar. Los ciudadanos quieren gobiernos que presenten proyectos, que resuelvan problemas y que sean efectivos, no gobiernos cuya única hoja de ruta sea hacer oposición a la oposición”.

 

Bonig ha exigido también al presidente del Consell que controle a los miembros de su gabinete, especialmente a los designados por los sectores más radicales de Compromís, y no permita que en su gobierno se tomen decisiones “sectarias, demagógicas y que comprometan la estabilidad y la confianza en la economía de la Comunitat porque si no lo hace se comprometerá el futuro de las familias valencianas”.

 

 

 

 

 

Compartir