Bonig ofrece un pacto a Puig para lograr una financiación justa de los ayuntamientos valencianos

Bonig ofrece un pacto a Puig para lograr una financiación justa de los ayuntamientos valencianos
Icono fecha
10-11-2016

• La Síndica Popular presenta una proposición de ley sobre financiación municipal
• Bonig indica que “los ayuntamientos también necesitan una financiación justa y estable como la que pide la Generalitat”
• “Este Consell, ante la falta de gestión, delega competencias en los ayuntamientos sin aportarle financiación asfixiándolos”


10. noviembre. 2016.- La Síndica del Grupo Parlamentario Popular en Les Corts, Isabel Bonig, ha ofrecido hoy a Puig una proposición de ley sobre financiación justa de los ayuntamientos de la Comunitat Valenciana.

   Isabel Bonig ha reiterado en su intervención en la sesión de control al president del Consell el apoyo del PP para mejorar el modelo de financiación autonómica. “Pero  quiero que dé un paso más y lidere la segunda descentralización. Solucione los problemas de los cinco millones de valencianos que viven en los 542 municipios, y permita que todos tengan los mismos servicios públicos. Para ello le traigo soluciones: una proposición de ley sobre financiación justa de los ayuntamientos de la Comunitat Valenciana. De este modo se cumpliría que los ayuntamientos participaran en los tributos del Estado pero también en los de la CV para que haya una única financiación, lejos de clientelismos, para que los ayuntamientos sepan cuál es la aportación que reciben. Para que, igual que hay quien dice Madrid nos roba, no puedan decir Valencia y la Generalitat nos roba y nos ningunea”.

   “Aquí está la ley para negociar –ha señalado la Síndica- para cambiar lo que quiera, y cuenta con el apoyo del PP para cambiarlo. Esta ley es una propuesta que no digo que sea la mejor, pero llevamos más de un año elaborándola. Abandérela usted esta ley, nosotros no queremos el protagonismo porque su triunfo en este tema es el triunfo de los 5 millones de valencianos. Los ayuntamientos también necesitan una financiación justa y estable como la Generalitat, un marco estable de financiación”.

   Isabel Bonig ha indicado que “la ley de presupuestos es la ley más importante de un gobierno, la que marca la hoja de ruta. Si los primeros presupuestos, los del año pasado, fueron ficticis los de este son superficticis. Como le faltan ingresos se inventa y coloca 1.325 millones de euros ficticis con el gasto comprometido. Aparte de crear agencias y más agencias, sube los impuestos a los valencianos con más de 840 millones de euros, IRPF, sucesiones, transmisiones…. Además le quedan 6.000 millones de euros para cerrar el presupuesto de 2016 y lo que hace es no ejecutarlos. Por ejemplo, en Economía se han paralizado 22 órdenes que no se ejecutan”.

   Bonig le ha indicado a Puig que “su gobierno, ante la falta de gestión, delega competencias en los ayuntamientos pero sin aportarle financiación como en Xarxallibres, dependencia o las ayudas en pobreza energética. Reclama a Madrid dinero y está haciendo lo mismo a los ayuntamientos, los asfixia, delegándole competencias sin dinero”.

   La responsable popular ha recordado a Puig “sus palabras en 2010 cuando pedía que el fondo de cooperación para ayuntamientos no fuera inferior a los 300 millones de euros. Entonces decía que era necesario pero ahora crea un fondo de cooperación de solo 40 millones de euros y sin ninguna cobertura legal, incumpliendo las resoluciones de Les Corts”.

   En los pasillos de Les Corts, Bonig ha explicado que “esta proposición de ley pretende un marco estable, lo mismo que la ley orgánica de financiación de las comunidades autónomas llevada a los ayuntamientos. Pretende que se establezca una única forma de financiar a los ayuntamientos de la CV similar a lo que corresponde del Estado. Distribuir los tributos de la Comunidad de acuerdo con unos criterios objetivos, un 12% de los tributos propios, y así los ayuntamientos sabrían de forma cierta qué es lo que recibirían de la Comunitat. Así conseguiríamos acabar con el clientelismo político. Se garantizarían los servicios públicos básicos que tienen la obligación de prestar los ayuntamientos. Los ayuntamientos tienen que liderar esta segunda descentralización porque son las administraciones más cercanas quienes tienen que prestar servicios. Esto ayuda a unir e igualar territorios y a hacer Comunidad”. 

Compartir