Bonig pide la exención del IBI rústico para los agricultores del caqui afectados por las últimas heladas

Bonig pide la exención del IBI rústico para los agricultores del caqui afectados por las últimas heladas
Icono fecha
05-12-2017

• Anuncia la presentación de mociones en los ayuntamientos de los municipios afectados
• La presidenta del PPCV visita cultivos afectados en Massalavés acompañado del presidente de AVA Cristóbal Aguado
• Solicitará a la Generalitat la activación de líneas de ayuda como la habilitación de préstamos bonificados en las zonas afectadas
• Pide a la Conselleria que “no se quede de brazos cruzados” y actúe con urgencia
 
05. diciembre. 2017.- El PP va a presentar mociones en todos los ayuntamientos de la zona afectados por las heladas en el cultivo del caqui para la exención del IBI rústico a los afectados. Así lo ha anunciado la presidenta del PPCV quien esta tarde, acompañada del presidente de AVA Cristóbal Aguado, ha visitado cultivos afectados en Massalavés. 

   Isabel Bonig también ha anunciado la presentación de una batería de medidas en Les Corts para que la Generalitat active líneas de ayuda en las zonas afectadas, entre ellas la posibilidad de préstamos bonificados para paliar los daños ocasionados por las bajas temperaturas. Para ello deberán establecer los convenios pertinentes con las entidades financieras correspondientes.

   Además, Bonig ha solicitado la rebaja del módulo que afecta al cultivo del caqui en la declaración de la renta que el próximo mes de mayo, en la próxima campaña del IRPF, realicen los agricultores afectados. 

   Las intensas heladas de los últimos días han causado daños de consideración en el cultivo del caqui de las zonas productoras de la comarca de La Ribera con unas pérdidas en torno a los diez millones de euros, según estimaciones de AVA.

   Bonig ha constatado en su visita que todavía hay pendiente de recolección alrededor del 20% del caqui. “Los daños no solo perjudican a los agricultores sino que el tejido productivo de este sector se va a ver afectado ya que no se contratan recolectores y, por parte de los almacenes, también se deja de contratar gente para la manipulación del producto”.

   “La Conselleria no se puede quedar de brazos cruzados ante una situación preocupante en el sector. Debe actuar con celeridad para  adoptar iniciativas de apoyo a unos agricultores que necesitan de medidas concretas para salir adelante”, ha concluido.

Compartir