Bonig se pregunta si los castellonenses “tendrán que manifestarse para pedir a Puig y Oltra que dejen de discriminarlos”

Bonig se pregunta si los castellonenses “tendrán que manifestarse para pedir a Puig y Oltra que dejen de discriminarlos”
Icono fecha
23-06-2017

·       El PPCV presentará mociones en los ayuntamientos reclamando la inversión del TRAM de Castellón y también presentará una iniciativa en Les Corts

·       Barrachina lamenta la “incompetencia y la inoperancia de los ayuntamientos gestionados por pentapartitos, cuatripartitos y tripartitos, así como desde el Consell”   

·       Carrasco: “La alcaldesa socialista de Castellón aseguró hace 2 años haber cerrado el círculo de los desahucios en la ciudad, pero no es cierto”

 

23. junio. 2017.- La presidenta del Partido Popular de la Comunitat Valenciana (PPCV), se ha preguntado hoy si los castellonenses “tendrán que salir a la calle y manifestarse para pedir a Puig y Oltra que dejen de discriminarlos”.  

   Bonig se ha pronunciado así en Castellón, donde ha ofrecido una rueda de prensa para hacer balance de los dos años del Consell. Junto a Bonig han comparecido el presidente del PP de la provincia de Castellón, Miguel Barrachina, y la candidata a presidenta local, Begoña Carrasco.

   La presidenta del PPCV ha manifestado que “detrás de la propaganda de PSPV y Compromís hay que dar hechos. En el PPCV hace un año ya definimos al Consell de Puig como el Consell 0,0: Cero iniciativas y cero propuestas. Un año después sigue sin pulso, sin orientación, sin proyecto y ahora con improvisación. Han pasado los dos años de gloria y empiezan las divergencias, que unidos a la crisis interna del PSPV hace que Puig esté poco centrado en la acción de Gobierno y más centrado en el partido”.

   Bonig ha criticado que el Consell “tiene 384 millones para enchufar a gente en organismos y entes pero solo ha ejecutado en obras de Castellón 5 millones de euros. Con el PPCV la cifra más baja fue de 12 millones”. “Puig y Oltra han quitado dinero de la línea 4 del TRAM de Castellón. Se lo quitan a Castellón y a su área metropolitana para dárselo a Joan Ribó, que es alcalde de Compromís. El PPCV apoya la T2 de Valencia, pero nos preguntamos por qué tiene que hacerse con dinero del TRAM de Castellón. Son dos años de imposición y falta de gestión, con un atrezzo muy bien diseñado que consiste en llorar todo el día a Madrid”

   Bonig ha señalado que el PPCV “no va a estar quieto”, y ha anunciado que presentará mociones en los ayuntamientos reclamando la inversión sobre el TRAM de Castellón y también una iniciativa en Les Corts. “Fuimos pioneros en Castellón y queremos seguir siéndolo. Los gobiernos del cambio han sido al final los gobiernos del fracaso”.

    La presidenta del PPCV ha indicado que el Consell de Puig y Oltra “se define por tres factores: la falta de transparencia, la ausencia de gestión y la imposición”. “PSPV y Compromís hicieron de la transparencia su gran bandera, pero mientras recorren platós y se van de gira tiene 8 sentencias condenatorias del TSJCV por denegar información a los parlamentarios del GPP. Y vendrán más”.

 

Quejas a la Sindicatura

Además, ha recordado que el Síndic de Greuges dijo en 2016 que se había batido récord de quejas, con más de 14.000, “y casi el 52% eran sobre políticas de Oltra y el 37% de Marzà, de la nefasta política educativa”.  “Normalmente la Sindicatura recibe 2.000 o 3.000 quejas en materia de educación, pero el año pasado fueron 5.200. La educación está siendo el caballo de batalla del Titànic y la falta de libertad y la imposición la característica más notoria. Es increíble que una conquista social esté poniéndose en riesgo y han sido los tribunales quienes han paralizado el decreto de chantaje lingüístico.”, ha indicado.

   “La falta de gestión es otro de los grandes problemas de este Consell. Puig y Oltra estaban cómodos en la oposición, pero ya no están ahí, están gobernando y no lo parece porque el presupuesto no lo ejecutan”, ha señalado Bonig.  La presidenta popular ha indicado que las políticas de Rajoy “mejoran la economía, y el Consell tendrá 1.900 millones de euros más porque la economía va mejor. En 2014 el Consell de Fabra pagaba 1.200 millones de euros de intereses y este año pagarán solo 400 porque los intereses de la deuda los asume el Estado. ¿Y con esto qué hacen? Han creado 10 organismos más, dinero que no va ni a hospitales, ni al TRAM de Castellón, ni a depuradoras, ni una sola obra productiva. Marzà se dejó por ejecutar en obras de colegios e institutos 59 millones de euros”.  

   Por su parte, el presidente del Partido Popular en Castellón, Miguel Barrachina, ha señalado que la dinámica de los pentapartitos que gobiernan los ayuntamientos se basa en “la ineficacia, la desidia y la división interna que hace que Castellón crezca menos”. El líder provincial, no obstante, ha explicado que “felizmente, las cosas del comer, las que de verdad importan, como la reforma laboral, la financiera o la del sector público dependen mayoritariamente del Gobierno de España por lo que, aunque la izquierda nos intente frenar, nadie puede parar a un Castellón con un gobierno del PP”.

   El presidente del PPCS ha recordado que 27.000 trabajadores más tiene hoy la provincia de Castellón desde que concluyeron las reformas del PP y 21.000 castellonenses más están en paro, “lo que quiere decir que una izquierda radical que se dedica a abrir teles nos frena pero no nos para” y ha lamentado la “incompetencia y la inoperancia de los ayuntamientos gestionados por pentapartitos, cuatripartitos y tripartitos, así como desde el Gobierno del Consell”.    

   Por último, Begoña Carrasco ha señalado que la alcaldesa socialista de Castellón “aseguró hace 2 años haber cerrado el círculo de los desahucios en la ciudad, pero no es cierto. Mintieron y engañaron a los castellonenses con promesas que sabían que no iban a poder cumplir. Y la vicealcaldesa, de Compromís, que además es la que se encarga de gestionar esta área, ha fracasado en la gestión de vivienda: No ha paralizado los desahucios; sigue habiendo 150 familias esperando una vivienda; la Oficina de la Vivienda no ha funcionado; el Protocolo antidesahucios ha fracasado y el bipartito lo ha reconocido. No existe la tan prometida bolsa de viviendas y hay Cero acuerdos con los bancos para alquiler social”.

   “En materia de vivienda silencian los recortes de la consellera Montón, como el desmantelamiento del Hospital Provincial, donde la alcaldesa socialista vota a favor de los despidos de personal, sin rastro del prometido consultorio del Raval Universitari, listas de espera al alza, interrupciones continuas de mamografías,…Y mientras ellos sacan pecho de su gestión económica, la realidad es que tienen casi 30 millones € en los bancos, porque su ineficacia les ha llevado a no ejecutar el presupuesto. Es un dinero que no revierte en mejoras ni para la ciudad ni para los vecinos, y a pese a ello, suben los impuestos como el IBI o la basura. Que dejen de preocuparse por el pasado y se preocupen por el futuro de nuestros hijos”, ha concluido.

Compartir