Bonig: "Ximo Puig, como buen lermista que es, abandona la provincia de Alicante como ya hizo su mentor"

Bonig:
Icono fecha
01-07-2015

1. julio. 2015.- La coordinadora general del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Isabel Bonig, ha lamentado que Ximo Puig, “como buen lermista que es y siguiendo esa tradición socialista, haya empezado su mandato abandonando la provincia de Alicante, como ya hizo su mentor”.

 

Isabel Bonig se ha referido a los recelos que ha despertado en la provincia de Alicante, y en las propias filas socialistas, los nombramientos de los consellers a propuesta del PSPV-PSOE, entre los que no se incluye ninguna persona de esa provincia.

 

Pero además, entre sus primeras decisiones ya ha incumplido una de sus promesas estrella con la que se presentó en Benidorm: crear una conselleria de Turismo con sede en la ciudad alicantina.

 

“De momento sabemos que no va a haber conselleria de Turismo, y que al frente de la Agencia Valenciana de Turismo va a situar a Francesc Colomer, tal y como ha comentado el propio interesado. Y está por ver si finalmente la sede y su responsable se trasladan a Benidorm”, ha señalado.

 

Bonig ha subrayado que desde el Partido Popular “lo que queremos es un departamento que ofrezca al sector turístico, uno de los puntales de nuestra economía, todos los instrumentos necesarios para contar con un sector potente, dinámico, competitivo y que genere empleo”.

 

“Pero lo que no puede hacer el señor Puig –ha continuado- es ir a Benidorm, reunirse con los empresarios, prometer una conselleria de Turismo con sede en Benidorm para arrancar un puñado de votos y después demostrar una absoluta falta de sensibilidad con una provincia y un sector que son una potencia en cuanto a visitantes extranjeros en nuestro país”.

 

La dirigente popular ha enmarcado “estos iniciales, y preocupantes cambios de opinión de Ximo Puig por la tendencia que marcan para su gobierno –también parece que va a incumplir su promesa de eliminar la secretarías autonómicas-, en la guerra interna que está librando con Mónica Oltra por el control del Ejecutivo”.

 

Así, ha remarcado que las cesiones de Puig a Oltra “son constantes y el más claro ejemplo lo tuvimos ayer, con la renuncia de Colomer como presidente de Les Corts para dar paso a Morera, en el más bochornoso capítulo de mercadeo de cargos que se recuerda”.

 

“Puig está en manos de Oltra y de sus juegos de poder para eliminar la contestación interna en Compromís, y eso la va a salir caro a los valencianos, a los castellonenses y a los alicantinos. De momento, Alicante no cuenta para el PSPV”, ha concluido.

 

Compartir