Casanova: “Los datos confirman la nula ejecución presupuestaria de Economía”

Casanova: “Los datos confirman la nula ejecución presupuestaria de Economía”
Icono fecha
19-04-2017


o El Portavoz de Industria, Vicente Casanova, señala que “se puede ir a Madrid a montar el pollo pero igual hay que montarlo a un Consell incapaz de ejecutar sus propias políticas”

19. abril. 2017.- El portavoz de Industria del Grupo Popular en Les Corts, Vicente Casanova, ha señalado que “2016 ha sido un año en blanco en Economía puesto que la ejecución no ha llegado a los sectores que lo necesitan. 2016 ha sido un año perdido en materia de ayudas de empleo, industria, energía y comercio”.

  Casanova ha manifestado que “se puede ir a Madrid a montar el pollo pero igual hay que montarlo a un Consell incapaz de ejecutar sus propias políticas en una Conselleria que es clave en la generación de empleo y riqueza”

   Para el portavoz popular, “el motivo de esta falta de ejecución son los enredos y guerras internas en el seno de la Conselleria. Economía está paralizada por la inacción de un Conseller al que le viene grande el traje y que ha dejado bajo mínimos la ejecución de las políticas industriales de la Comunitat en el ejercicio 2016. Ahora, con los datos proporcionados por su propia Conselleria, se evidencia que no decía la verdad cuando decía a finales de enero que había ejecutado y liquidado las ayudas en el 90% de su Presupuesto”.

   Vicente Casanova ha ofrecido las cifras de la situación de las ayudas al finalizar el año 2016, “aunque se nos han ocultado los datos de los pagos realmente efectuados, lo cual nos hace sospechar que la ejecución, en términos de pagos, ha sido todavía más deplorable”. Estas cifras muestran que no se han dado ayudas para el fomento del trabajo de autónomos, ni para inversiones en entidades de Economía Social y apenas un 15% de lo presupuestado para ayudas a la constitución de empresas de Economía Social.
Tampoco se han dado ayudas para la promoción de la Economía Sostenible ni para la financiación de proyectos en esta materia.

   En materia de consumo, no se han convocado las becas previstas, y solo se han reconocido obligaciones por el 49% de lo presupuestado para la red de oficinas de OMICs, o del 50% para acciones formativas en materia de consumo.

   Es bajísima la ejecución del presupuesto en Política Industrial, con lo que las ayudas apenas han llegado a los sectores productivos del calzado (57,6%), cerámico (14,8%), juguete (13,8%), mármol (8,7%), mueble (14,9%) o textil (16,2%). En cuanto a las ayudas a la reindustrialización de la comarca del Camp de Morvedre, se han reconocido obligaciones por el 32,4% de los presupuestado, y a los planes de acción en materia de industria no se ha dedicado ni un solo euro.

   En materia de Energía, no se han concedido ayudas en materia de autoconsumo, ni en planes de acción en materia de ahorro y eficiencia energética, a pesar de los falsos anuncios del Conseller, y apenas un 2,2% a ayudas para la canalización de gas natural. También es prácticamente nula la aportación a las energías renovables desde el IVACE, con un mísero 0,09% de ejecución presupuestaria, y resulta deplorable que el IVACE haya gastado solo el 13,2% de lo presupuestado en materia de ahorro y eficiencia energética.

   En cuanto al Plan Eólico, solo han pagado un 25,7% de las ayudas presupuestadas como Fondo de compensación a los municipios que tienen estas instalaciones en su término municipal.

   En materia de comercio, se evidencia el abandono del Consell a este sector, con una bajísima ejecución (2,5%) en las ayudas para la mejora de los entornos comerciales o las ayudas para la innovación comercial, Proyecto Innova, con una ínfima ejecución del 1,23%, a pesar de los reiterados anuncios del Conseller, que obviamente han resultado un fiasco.

   En el apoyo al emprendimiento, no se han reconocido obligaciones, y por tanto nada se ha pagado. También los Centros Europeos de Empresas Innovadoras han sufrido la parálisis de esta Consellería, con una obligaciones reconocidas del 10%, desconociendo si han pagado algo de esta cifra.

    También es deplorable que no se haya dedicado ni un solo euro para ayudas para la internacionalización de pymes, y solo el 58,7% a la formación en internacionalización.

Compartir