Castellano exige al PSPV "responsabilidad" ante la sociedad y critica que "justifique encierros ilegales por intereses políticos"

Castellano exige al PSPV
Icono fecha
27-01-2013

27. enero. 2013.- El secretario general del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Serafín Castellano, ha exigido al PSPV “responsabilidad” ante la sociedad valenciana y ha criticado que “justifique encierros ilegales por intereses políticos ante su invisibilidad en la Comunitat”.

  Castellano se ha pronunciado así en relación a las declaraciones del secretario general del PSPV, Ximo Puig, y, en esta línea, ha lamentado que “los socialistas recurran a acciones propias de partidos minoritarios para conseguir la foto fácil” y ha advertido que “encierros ilegales no son lo que los ciudadanos reclaman de los responsables políticos sino trabajo, trabajo y más trabajo, tal y como hacen los populares”.

  “Parece mentira que el secretario general de los socialistas valencianos  se dedique a amparar ilegalidades cuando lo que tiene que hacer es cumplir la ley”, ha indicado Castellano, quien ha asegurado que “un representante político tiene que velar por el cumplimiento de la ley y no alentar lo contrario”.

  Asimismo, asegurado que el Gobierno valenciano “escucha a los alcaldes y también a todos los colectivos de la Comunitat y trabaja sin descanso para atender sus demandas y ponerse al día cuanto antes” y ha añadido que “el discurso demagogo de los socialistas se les volverá en contra porque han demostrado no estar a la altura de las circunstancias”, pues “está claro que el PSPV va a la deriva, ya que no tiene ni ideas, ni proyecto ni líder”. 

  De la misma manera, el dirigente popular ha señalado que el Gobierno valenciano está trabajando para “ponerse al día en los pagos” y ha subrayado que “en 2012 se ha pagado alrededor de 17.500 millones de euros contando con el Plan de Pago a Proveedores, el FLA además de los pagos presupuestarios de la Generalitat Valenciana”.

  Por último, el secretario general de los populares valencianos ha instado al PSPV a “abandonar la política de crispación porque es una irresponsabilidad que en vez de trabajar por solucionar los problemas de la gente recurran al espectáculo, pues es incomprensible que un partido que pretende ser Gobierno se dedique a prender la mecha en la calle para rascar un puñado de votos en nuestro territorio”.


 

 

Compartir