Català: “El PPCV dará la batalla legal para defender los conciertos educativos”

Català: “El PPCV dará la batalla legal para defender los conciertos educativos”
Icono fecha
22-01-2017

·      “Analizaremos el texto del nuevo decreto y el proceso de acceso o renovación de conciertos pero la jusrisprudencia es clara y Marzá perderá esta batalla en los tribunales”, afirma la dirigente popular

·      “Bajo la apariencia de progresismo de Compromís se esconde el proyecto político más viejo del mundo: el de la imposición y el intervencionismo”

 

22. ene. 2016- La vicesecretaria de Política Social del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Mª José Català, ha anunciado hoy que el PPCV reunirá esta semana a su equipo jurídico para analizar tanto el texto del nuevo decreto por el que se establece el reglamento de conciertos educativos aprobado por el Consell el pasado viernes, como el proceso general de acceso y renovación de conciertos que se seguirá posteriormente.

   El objetivo de este equipo es estudiar acciones legales en la vía contenciosa contra el texto aprobado si el mismo, o el proceso de renovación y acceso vulneran los preceptos constitucionales, la Ley Orgánica de Mejora de Calidad de la Enseñanza, o el Real Decreto 2377/1985, de 18 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de Normas Básicas sobre Conciertos Educativos.

   Según Català, el conseller Marzá “ha abierto una guerra que perderá en los tribunales. Lo lamentable es que por el camino hará daño a muchas personas. Nosotros vamos a dar la cara por las familias y por la libertad siempre”. La también portavoz adjunta del GPP en Les Corts ha afirmado que los nuevos criterios anunciados por la Administración Educativa para la renovación y acceso a conciertos “no resisten un análisis de legalidad, puesto que la jurisprudencia sobre el tema ha establecido de forma expresa que los centros privados concertados poseen la garantía institucional constitucionalmente expresada y legalmente reconocida y la existencia o no de plazas en la educación pública no puede condicionar la existencia o no de concierto”.

   Por otro lado, Catalá ha recordado que la LOMCE otorgó a la demanda social la protección de una ley orgánica de modo que la libertad de elección de las familias está blindada.

   Para la vicesecretaria del PPCV “con Compromis volvemos a la educación de los años 80, cuando los conciertos educativos eran subsidiarios de una educación pública que necesitó de la escuela concertada para prestar un servicio de calidad y equitativo. Sin embargo, olvida que la educación ha cambiado mucho, las familias han querido ser protagonistas de la educación de sus hijos, los ciudadanos han sido empoderados y quieren elegir".

   Según Català “la jurisprudencia reconoce expresamente que el principio de subsidiariedad que inspiró la aparición de los conciertos educativos no es aplicable ni al contexto actual ni a la normativa vigente, que protege y ampara la red concertada y los derechos de las familias a elegir”.

   La dirigente popular ha señalado que es “incoherente hablar de innovación, de autonomía de centros, de proyectos pedagógicos conformados por una comunidad educativa que incluye a las familias....y de otro lado, dar un portazo a la libertad de elección. Hay jurisprudencia reciente del TS sobre la eliminación de conciertos en FP, Marzá sabe que perderá esta batalla y le es indiferente hacer daño por el camino a muchas personas: familias, docentes y alumnos que desean continuar sus estudios en el centro elegido por sus padres para estudiar la educación primaria y secundaria, donde ahora no podrán cursar bachillerato o FP con sus compañeros”.

   Català ha asegurado que el PPCV “estará con las familias y con los docentes”. “Desde el PPCV pelearemos con las familias, no consentiremos este retroceso, no le permitiremos que derribe con su ideología los sueños de muchas personas”, ha añadido. “Daremos la batalla legal al proyecto educativo de Compromís, que presume de progresista pero que es retrógrado, antiguo, clasista y devuelve nuestras aulas a los años 80.  Bajo la apariencia de progresismo se esconde el proyecto político más viejo del mundo: el de la imposición y el intervencionismo”, ha concluido.

 

 

Compartir