Catalá denuncia que “Educación ataca de nuevo a los 5.000 trabajadores de las escuelas infantiles”

Catalá denuncia que “Educación ataca de nuevo a los 5.000 trabajadores de las escuelas infantiles”
Icono fecha
26-11-2015

26. nov. 2015.- La Portavoz Adjunta del Grupo Parlamentario Popular en Les Corts, Mª José Catalá, ha denunciado hoy en el pleno de Les Corts que “Educación ha puesto de tapadillo en los presupuestos para 2016 la creación de 200 unidades escolares nuevas de 2-3 años en colegios públicos”. En concreto, se prevé destinar fondos para el “proyecto experimental incorporación nivel 2-3 años en colegios públicos” para 4.230 alumnos, lo que equivale a 235 unidades a una ratio de 18 alumnos por aula.

   Mª José Catalá ha calificado este hecho como de “grave y un ataque directo al sector”. Catalá considera que “Educación mantiene una actitud de oscurantismo y falta de transparencia, ocultando al sector una decisión que aprueba de tapadillo y que puede herir de muerte al sector de escuelas infantiles integrado por unos 5.000 trabajadores en más de 600 escuelas infantiles de toda la Comunitat”.

   Catalá ha calificado como de “falta de respeto” al sector que “se reúnan con ellos, les mientan y oculten estas nuevas unidades para el próximo curso”.

   La Portavoz Popular ha solicitado “que se dialogue con el sector, se realice una evaluación del proyecto experimental con las 35 aulas existentes puestas en marcha este curso y se haga un mapa de necesidades de plazas de 0-3 años antes de crear nuevas unidades”.

   Mª José Catalá ha indicado que “las actuales 35 aulas puestas en marcha este curso para 600 niños cuentan con una memoria económica de 2,2 millones de euros, lo que equivale a una inversión de 3.666 euros por alumno y año. Con la cantidad de 15,5 millones de euros que supondrá la creación de 200 nuevas unidades en el próximo curso, se podría financiar de manera gratuita el doble de alumnos en las escuelas ya existentes, sean privadas o municipales”. 

   Por último, la Portavoz Popular ha manifestado tener “serias dudas” sobre el hecho de que las aulas habilitadas en los colegios públicos cumplan la normativa vigente en materia de seguridad.

Compartir