Clemente: "Alarte ha amordazado y desterrado al candidato de Sagunto por defender la democracia interna en el PSPV"

Clemente:
Icono fecha
07-04-2011

07. abr. 2011.- El secretario general del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Antonio Clemente, ha lamentado hoy que el secretario general del PSPV, Jorge Alarte, haya amordazado y desterrado al candidato socialista de Sagunto que ganó las primarias en su municipio, Manolo Carbó, por defender la democracia interna en el partido socialista”, por ello, ha criticado el “autoritarismo de Alarte que ha hecho del PSPV un partido de cadenas”.

Clemente se ha pronunciado de esta manera en relación a la salida forzosa de Manolo Carbó como candidato del PSPV a la alcaldía de Sagunto para imponer al candidato de Alarte José Luís Chover. Asimismo, ha advertido que Alarte “se ha convertido en un dictador que gobierna un partido a base de decretazo, imposición y desprecio hacia sus militantes y simpatizantes” y ha recordado que “esta actitud se ha confirmado con Antoni Asunción, Francés Colomer y ahora con Manolo Carbó”.

“Sabíamos que en el PSPV las primarias eran una farsa después de ver el escándalo de Asunción, pero llegar al punto de desautorizar un proceso democrático porque el candidato ganador no gusta a Alarte es más propio de un despotismo ilustrado, totalmente decadente, y donde a Alarte sólo le falta decir ‘todo para los militantes del PSPV sin tener en cuenta lo que dicen los militantes del PSPV’”.

Para el dirigente popular, “es muy curioso ver la forma en la que se ha apartado al legítimo candidato socialista a la alcaldía de Sagunto, con argumentos como ‘sólo ganó por ocho votos a su contrincante’, pues parece que Alarte ha perdido la memoria, porque él ganó por sólo 20 votos, y por esa regla de tres, Ximo Puig podría reclamar sus aspiraciones a ser candidato a la Generalitat pues perdió por muy poco”.

El secretario general de los populares valencianos ha añadido que “Alarte acaba de darle un argumento de peso a sus contrincantes internos para derribarle sin miramientos el 23 de mayo, tras su gran derrota en las elecciones autonómicas y municipales, pues cómo él sólo es secretario general por 20 votos, que se quite y se ponga otro que cuente con un respaldo mayor”.

Finalmente, Clemente ha afirmado que “la aplicación del código disciplinario del PSPV es un auténtica burla, ya que mientras a uno piden su suspensión de militancia por ganarle unas primarias al candidato preferido de Alarte, a otros, como Ángel Luna, procesados por un delito de encubrimiento se les premia encabezando la lista por Alicante”.
 

Compartir