Clemente asegura que los socialistas no están legitimados para hablar de agua "porque estafaron a los ciudadanos con su plan AGUA"

Clemente asegura que los socialistas no están legitimados para hablar de agua
Icono fecha
31-10-2011

31, octubre, 2011.- El secretario general del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Antonio Clemente, ha asegurado hoy que los socialistas no están legitimados para hablar de agua “porque han incumplido todos sus compromisos y estafaron a los ciudadanos con el Plan AGUA”.

Clemente ha recordado que “tras derogar el trasvase del Ebro y cargarse el consenso en materia hídrica, los socialistas prometieron más agua, más barata y de mayor calidad mediante la construcción de desaladoras con el llamado Plan AGUA”.

“Sin embargo, al Plan AGUA ha sido un completo fracaso y la mejor prueba es que ya no aparece siquiera en las comunicaciones y carteles del propio Ministerio de Medio Ambiente”, ha indicado, a lo que ha añadido que “ha desaparecido de la misma forma que llegó, sin pena ni gloria y sin solucionar ningún problema hídrico”.

El secretario general del PPCV ha explicado que “de las 9 desaladoras previstas, el Gobierno Zapatero y Rubalcaba sólo ha sido capaz de poner en funcionamiento la segunda desaladora de Alicante, junto a la que construyó el Gobierno del Partido Popular en 2003”. “El resto están pendientes de terminarse o incluso empezar a construirse, demostrando que no había planificación de ningún tipo, sin saber qué usuarios van a tener y, lo más grave, sin saber si se pueden sostener o no desde el punto de vista económico”, ha subrayado.

El también coordinador de campaña ha afirmado además que “el PSOE y los socialistas valencianos son los menos indicados para hablar del Tajo-Segura, cuando votaron a favor de su derogación en el Congreso de los Diputados, siendo una de las que apretaba el botón de la ejecución la diputada socialista alicantina Juana Serna”.

Finalmente, Clemente ha insistido en que “el compromiso del PP con el agua es el mismo que el de siempre, que es trasvasar agua desde las cuencas excedentarias a las deficitarias cuando la cuenca cedcente tenga cubiertas ya sus necesidades hídricas, a la vez que recuperar el consenso nacional en materia hídrica y terminar con los enfrentamientos territoriales que generó el PSOE con su decisión unilateral de eliminar el Plan Hidrológico Nacional”.
 

Compartir