Clemente destaca "el compromiso social del Consell del presidente Fabra en priorizar a las familias con rentas bajas en las ayudas en Educación"

Clemente destaca
Icono fecha
11-02-2012

11. febrero. 2012.- El secretario general del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Antonio Clemente, ha destacado hoy el “el compromiso social del Consell del presidente Fabra con medidas como priorizar a las familias con rentas bajas en las ayudas en Educación”

Clemente se ha pronunciado así tras los anuncios hechos por la consellera de Educación, Formación y empleo, María José Catalá, sobre las líneas que va a seguir la conselleria. Para el dirigente popular “en estos momentos de crisis debemos cambiar el concepto de ‘ayuda universal’ para apostar porque reciban más quienes más lo necesitan”

El dirigente popular ha recordado que “siempre se primará a los más necesitados y que el criterio de notas aún se está estudiando en ayudas como comedor y transporte, donde lo importante es ayudar a las familias que peor lo están pasando en estos momentos”.

El dirigente popular ha recordado, además, que la Comunitat Valenciana “ha hecho una apuesta firme por ayudar a las familias en la educación de sus hijos, como demuestra el hecho de que las ayudas hayan pasado de 40 euros por alumno a 160 en los últimos años, multiplicándose por cuatro las cuantías en ayudas como el bono infantil, o que 400.000 alumnos se beneficien del bono-libro con una inversión de 49 millones de euros”.

El secretario general del PPCV también ha destacado que “se introduzcan incentivos para promover la cultura del esfuerzo estableciendo como criterio para recibir una ayuda a los libros de texto la excelencia académica. Una cultura del esfuerzo que no debe dejar de lado a los más necesitados y a las familias que más necesitan estas ayudas por las rentas bajas”. “En el equilibrio en ayudar a los que más lo necesitan y de premiar a los que más se lo trabajan está el futuro de los incentivos en educación”, ha subrayado.

Clemente a afirmado además que “la lucha contra el fracaso escolar debe ser una de las prioridades de nuestra educación a través de medidas como reestablecer la autoridad del profesorado o hacer un contrato-programa de objetivos para cada centro, todo ello unido a un diagnóstico precoz para atajar el problema cuanto antes”.

El dirigente popular ha terminado indicando que “la implicación de los padres en atajar el fracaso escolar es una pieza fundamental. Los padres deben estar implicados plenamente en la educación de sus hijos y tener un contacto fluido y permanente con el centro de enseñanza, por eso es un paso muy importante el anuncio de la conselleria de avanzar en la conciliación para que las empresas puedan conceder permisas a los padres para asistir a tutorías o asuntos educativos de sus hijos”.


 

Compartir