Clemente ironiza con que Alarte "se puede permitir cambiar de opinión porque no tiene opinión ni programa"

Clemente ironiza con que Alarte
Icono fecha
04-05-2011

04. mayo. 2011.- El secretario general del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Antonio Clemente, ha ironizado hoy con que el secretario general del PSPV, Jorge Alarte, “se puede permitir cambiar de opinión porque no tiene opinión ni programa”.

Clemente se ha pronunciado en estos términos tras conocer las declaraciones del dirigente socialista, declaraciones que ha tildado de “cuentos chinos” ya que “nadie se cree sus palabras porque cada vez que habla dice una cosa distinta” por lo que “pierde cualquier tipo de credibilidad buscando un discurso populista según le convenga”.

En este sentido, el dirigente popular ha recordado que Alarte “primero quiso cerrar RTVV, luego propuso un hacer un ERE y ahora se alza con la bandera protectora de la televisión pública valenciana” a lo que ha asegurado que el dirigente socialista “ya no sabe que hacer para tratar de rascar algún voto y por eso cambia de discurso según le conviene”.

Asimismo, el secretario general del PPCV ha criticado la “política veleta” del PSPV y se ha preguntado si Alarte “después de estar atacando continuamente a la televisión pública valenciana ahora la quiere convertir en una televisión de los años sesenta con un órgano censor”.

Clemente ha señalado que el discurso de Alarte “no se lo cree ni él mismo y por eso cambia la versión cada dos por tres” por lo que ha asegurado que el secretario general del PSPV “ni tan siquiera está capacitado para presentarse como oposición” a lo que ha añadido que el 22-M “las urnas le van a hacer despertar de su aletargo con una estrepitosa derrota electoral consecuencia de su nefasta actuación porque cada vez que Alarte habla públicamente lo hace para representar un papel diferente”.

Para finalizar, el dirigente popular ha afirmado que el programa electoral del PSPV “está vacío de contenido y no presenta ni una sola medida para generar empleo que es la máxima preocupación de los ciudadanos”.
 

Compartir