Clemente recuerda que el PSPV "presume de honradez y lucha contra la corrupción pero luego obviaron por completo este asunto en su Congreso"

Clemente recuerda que el PSPV
Icono fecha
23-04-2012

23. abril. 2012.- El secretario general del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Antonio Clemente, ha acusado hoy a los socialistas valencianos que “presumen de honradez y lucha contra la corrupción pero luego obviaron por completo este asunto en su Congreso”

Clemente ha respondido de esta manera al portavoz de la Ejecutiva del PSPV, Francesc Romeu. El dirigente popular ha subrayado que “el único partido de la Comunitat Valenciana que ha puesto negro sobre blanco su apuesta por la transparencia y la honradez en sus estatutos y que va a obligar a sus dirigentes a comprometerse por escrito es el PPCV, y al resto de la oposición, empezando por los socialistas, se les llena la boca de hablar de estos temas y de dar lecciones a los demás pero luego pasan de puntillas ante estos asuntos”.

De esta forma, ha retado al PSPV a que “si tan baladí le parece la carta de compromisos, pues que la firmen también o adopten una parecida, ya que no deberían tener problema en aceptarla” a lo que ha añadido que “en su estrategia por denigrar al contrario al precio que sea, el PSPV es el responsable de transmitir una imagen negativa de la clase política en general, imagen que precisamente la carta de compromisos quiere evitar poniendo en alza la labor y el trabajo honrado de los dirigentes públicos”.

Clemente ha indicado, además, que el presidente Fabra “ha ido más allá incluso de lo exigido por los estatutos nacionales del PP, porque cualquier medida a favor de la ejemplaridad y la transparencia es poca”. “Mientras, el PSPV ignora estos temas ya que prefirieron ocupar su Congreso en debates personalistas o lanzar soflamas de sumo interés para los valencianos como reivindicar el ‘país valencià’ o la III República”, ha ironizado.

Por último, Clemente ha considerado que “Romeu es el menos indicado para dar lecciones de liderazgo cuando representa a un partido en dos mitades y cuando encima él pretendía ser el líder del PSPV y cómo no logró los avales necesarios se tuvo que conformar con las migajas que le dio Ximo Puig, secretario general al que en cuanto se descuide intentará moverle el sillón”.


 

Compartir