Costa afirma que "la convención del PP sentará las bases para el cambio de la política económica de España"

Costa afirma que
Icono fecha
19-12-2008

El secretario general del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Ricardo Costa, ha afirmado que “la Convención del PP sentará las bases para el cambio de la política económica de España”. 

Costa se ha referido de esta manera en la rueda de prensa que ha presidido junto a Juan Iranzo, director del Instituto de Estudios Económicos, y que va a participar en la convención económica del PP. En este sentido, Ricardo Costa ha explicado que “la convención económica que el PPCV ha organizado para el mes de enero tiene el objetivo de poner sobre la mesa una serie de ideas que creemos esenciales y fundamentales para que la situación económica tenga otra visión, otra aportación y otro impulso diferente al que le está dando el Gobierno de España”. 

Porque, ha continuado, “la situación de crisis en España se presenta con especial virulencia y creemos que perder 260 empleos al día no lo puede seguir soportando la economía española. Fundamentalmente porque no hay presupuesto público que al final consiga no solamente pagar las prestaciones por desempleo, sino también asumir la pérdida en cotizaciones sociales que esto supone”. 

“Creemos que el Partido Popular legó al PSOE  una importante herencia económica fruto de un esfuerzo colectivo de la sociedad española y de unas políticas acertadas y durante estos años hemos avisado de que esa situación no se estaba manteniendo, que no se seguía avanzando y hoy la crisis es más agresiva en España que en los países cercanos y planteamos que tenemos que reaccionar”, ha aseverado Costa. 

El dirigente popular ha recordado la colaboración del PP con el Gobierno de España, “pero queremos que nuestras propuestas se escuchen, porque nuestra experiencia nos avala”. En ese sentido, Costa ha recordado que “durante 8 años, las recetas que el PP aplicó colocaron a la economía española en una de las primeras del mundo” y ha añadido “nosotros nos asesoramos y por eso queremos contar con expertos, como Juan Iranzo, de instituciones tan prestigiosas, para que puedan colaborar en las iniciativas del PP y declararnos en rebeldía ante esta situación que el Gobierno de Rodríguez Zapatero convive con cierta resignación en la situación económica”.  

Asimismo, Costa ha indicado que “vamos a trabajar para encontrar soluciones. Muchas de ellas el PP ya las ha anunciado, muchas ya las hemos hecho y desde luego, con ello intentamos sentar las bases de lo que tiene que ser un cambio en la política económica de España para volver a ser competitivos, generadores de empleo, que tengamos crecimiento económico y que seamos una de las economías más sólidas”. 

Del mismo modo, Costa ha recomendado al PSOE que “lea como una lectura didáctica y de aportación los informes de entes como el Instituto de Estudios Financieros para añadir conocimientos a su política económica”.  

“Nuestro compromiso con España y con la Comunitat Valenciana hace que desde Alicante queramos empezar este cambio. Creemos que no vamos a plantear una foto fácil en esa convención porque es un compromiso con los 45 millones de españoles y los 5 millones de valencianos. Lo hacemos con la absoluta responsabilidad de saber lo que pretendemos plantear. Ideas y propuestas que en estos momentos no tiene el Ejecutivo central”, ha manifestado Costa.  

Y ha criticado los 600.000 parados que “han resultado de los 7 planes y de las 80 medidas de Zapatero para frenar la crisis, una labor del vicepresidente económico que no inspira excesiva confianza y que ya ha dicho que quiere jubilarse, lo que demuestra que no tiene las garras de seguir aguantando la posición como responsable económico de este país”. 

Por último, el secretario general de los populares valencianos ha apuntado que “no es el momento para improvisar y para generar falsas expectativas” y ha explicado que “hemos tenido dos posturas muy claras en la Comunitat Valenciana, la de la Generalitat que ha hecho unos presupuestos austeros pero realistas, donde se ha apostado por las bajadas de impuestos, por la inversión, por nuestros sectores productivos y por políticas que mejoren la competitividad de la economía valenciana frente al Gobierno socialista que ha elaborado unos PGE que nacen muertos y que desde luego incurren en grandes errores de la economía española”. 
 

Soluciones incorrectas 

Por su parte, el director del Instituto de Estudios Económicos, Juan Iranzo, ha criticado que los Presupuestos Generales del Estado para 2009 “no reconozcan la crisis” que atraviesa España. A su juicio, se trata de unos presupuestos “que no solo han quedado obsoletos, sino que eran increíbles desde el primer momento, además de inadecuados e inoportunos”. Iranzo ha afirmado que las cuentas presentadas por el Gobierno “no buscan soluciones” y ha asegurado que no entiende cómo alguien las ha podido apoyar. “Si yo me dedicara a la política y mi grupo me hubiera obligado a votar yo me hubiera declarado objetor de conciencia. Son un fraude a la transparencia”. 

Iranzo ha señalado que los problemas “no se solucionan aumentando el gasto corriente”. Asimismo, se ha referido al plan de inversiones locales del Gobierno y ha afirmado que “no se sale de la crisis arreglando aceras, sino mejorando nuestro potencial de crecimiento y nuestra competitividad”. A juicio del director del Instituto de Estudios Económicos, hay que aplicar austeridad en el gasto corriente. Iranzo ha señalado, asimismo, que dada la coyuntura económica, “los esfuerzos del Gobierno central los esfuerzos se deberían haber centrado en la construcción  del eje mediterráneo de transporte ferroviario de mercancías que es imprescindible para la competitividad de la economía española y de la valenciana”. 

Iranzo se ha mostrado convencido de que el diagnóstico de la crisis “era fácil” y también lo era la solución. “Se debería haber continuado en las reformas estructurales y no haber aumentado el gasto. Desde el instituto ya habíamos alertado de que cuando la economía se desacelerase los ingresos se irían y aparecería de nuevo el déficit público y ahí está”. 
 

Sindicatura de Greuges 

Por otra parte, Ricardo Costa ha anunciado que "desde el Grupo Parlamentario Popular vamos a estudiar con mucha profundidad las causas que establece el TSJ para la suspensión cautelar y vamos a plantear una nueva modificación en el mes de enero del Reglamento con el único objetivo de regular una situación que no está contemplada por la ley".

El dirigente popular se ha referido así al auto remitido ayer desde el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana, del que ha explicado que "este auto del TSJ no tumba la reforma del Reglamento de la Sindicatura, sino que establece una suspensión cautelar al cual, el GPP presentó un recurso por falta de jurisdicción y de competencia, que ha sido además ratificado por la Fiscalía, apoyando las tesis del Grupo Parlamentario Popular".

Asimismo, ha indicado que "la ley dice que hay que nombrar Síndic de Greuges tres meses después del cese del anterior en el cargo, y durante esos tres meses, por orden, los síndicos o el síndico que sustituyen al síndico cesante, ejercerá las responsabilidades durante tres meses. Llevamos casi dos años y medio con Emilia Caballero como Síndica, y eso no está regulado por la ley", por lo que ha indicado que "desde el PP, vamos a volver a plantear una modificación del Reglamento para que esto esté regulado".

"Vuelvo a apelar a la responsabilidad al Partido Socialista, porque lleva casi un año incumpliendo un acuerdo de Les Corts, y no se había dado nunca en la historia del Parlamento que un acuerdo institucional apoyado por el PSPV acordado en la comisión de peticiones y en la Mesa de Les Corts, fuera incumplido unilateralmente por criterios políticos del PSPV, independientemente del proceso del reglamento de la Sindicatura de Greuges", ha aseverado Ricardo Costa.

"Por ello pido al socialismo valenciano que cumpla con su compromiso de renovar la Sindicatura de Greuges, porque desde luego su postura paraliza cualquier posibilidad de acuerdo", ha concluido.

Compartir