Costa: "Alarte dice adiós a Alaquás y sale por la puerta de atrás porque es incapaz de asumir el varapalo que ha recibido en las elecciones europeas"

Costa:
Icono fecha
03-07-2009

03. julio. 2009.- El secretario general del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Ricardo Costa, ha afirmado hoy que “Alarte dice adiós a Alaquàs y sale por la puerta de atrás porque es incapaz de asumir el varapalo que ha recibido en las elecciones europeas”.

Costa se ha pronunciado en estos términos tras la dimisión del secretario general del PPCV, Jorge Alarte, como alcalde de Alaquàs, a lo que ha destacado que “los ciudadanos le han dado la espalda y han dicho en las urnas un no rotundo a la gestión de Alarte por lo que no le ha quedado más remedio que coger el montante e irse”.

Asimismo, el dirigente popular ha asegurado que “Alarte no sólo debería irse de Alaquàs sino que debería dimitir como secretario general del PSPV porque nadie confía en él ni es su gestión” a lo que ha añadido “la falta de liderazgo de Alarte ha creado la ruptura dentro de las filas socialistas valencianas y Blanquerías va a la deriva. El congreso en el que Alarte salió como nuevo dirigente de la formación socialista, fue el detonante de una bomba que está a punto de estallar”.

“Alarte hoy ha roto el compromiso que tenía con los ciudadanos de Alaquàs, y si no sabe cumplir ni con sus conciudadanos qué credibilidad y palabra puede tener” se ha preguntado Costa. En este sentido, ha señalado que “con las guerras internas del PSPV, las sombras en su gestión al frente del Ayuntamiento de Alaquàs y el varapalo electoral sufrido el mes pasado, decir que es posible ganar al PPCV sólo responde a un sueño de una noche de verano”.

El secretario general de los populares valencianos ha subrayado que en las pasadas elecciones europeas “Alarte no ha sido capaz de ganar ni en su propio pueblo y los valencianos le han dado la espalda a la política de desprestigio que está llevando el PSPV y mientras siguen apoyando el discurso basado en el trabajo, en la ilusión y en la defensa de los intereses de los castellonenses, valencianos y alicantinos del PPCV”.


Acto del PPCV en Alaquàs

En esta línea, Costa ha recordado que “el próximo martes 7 de julio estaremos en Alaquàs para agradecer a todos los portavoces el intenso trabajo que han realizado para conseguir la gran victoria popular” y ha asegurado que “este acto supone una inyección de fuerza para seguir trabajando intensamente en pro de los intereses de los valencianos”.

Al respecto, ha afirmado que “Alarte está intentando por todos los medios boicotear este acto del próximo martes porque no es capaz de asumir que fue el gran fracasado de las pasadas elecciones europeas”. En este punto, ha señalado que “Alarte ni el PSPV es dueño de Alaquàs y no puede ni extorsionar ni chantajear ningún acto democrático de un partido”.

Costa ha criticado que el dirigente socialista “esté utilizando las técnicas más sucias y un estilo siciliano que quiere imponer en todo el PSPV, ya que desde que fue nombrado secretario general del PSPV no ha hecho más que usar artimañas y malas artes para intentar desprestigiar todas las acciones del Partido Popular, pero ahora está degradando su política a las cotas más bajas de la historia de la política valenciana”.

“Desde el PPCV nos preguntamos como se han financiado esos panfletos que van circulando por Alaquàs para intentar boicotear nuestro acto”, a lo que ha añadido que “igual Alarte no ha aprendido la lección tras lo ocurrido en Elche y ha decidido costearlo también desde su ayuntamiento”.

El dirigente popular ha lamentado que “los socialistas tengan que usar estos numeritos porque es el único modo de hacerse oír, porque saben que su formación no tiene ni voz ni voto en esta Comunitat”, a lo que ha añadido que “Alarte ha impuesto en el seno del PSPV un régimen en el que él hace y deshace, y los demás sólo tienen una función: asentir y acatar sus dictámenes”.

Por último, el secretario general del PPCV ha criticado que “Alarte ha creado un cortijo personalizado en su despedida, y ha utilizado el castillo de Alaquàs para despedirse de la prensa, cuando siempre lo ha negado a otros partidos, ya que aseguraba que no se podía utilizar para actos políticos”. En este sentido, ha señalado que “se está convirtiendo en un clon de Zapatero cerrando instalaciones públicas de forma partidista para disfrute personal y publicitario”.
 

Compartir