Costa pide a Alarte que garantice que De la Vega votará en contra del fin del Tajo-Segura "o será cómplice de que el sur de Alicante se quede sin agua"

Costa pide a Alarte que garantice que De la Vega votará en contra del fin del Tajo-Segura
Icono fecha
14-02-2009

14. febrero. 2009.- El secretario general del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Ricardo Costa, ha exigido hoy al secretario general del PSPV, Jorge Alarte, que diga “si puede garantizar que la vicepresidenta del Gobierno y diputada por Valencia, María Teresa Fernández De la Vega, va a votar en contra de la caducidad del Tajo-Segura”. Costa ha afirmado que si no es así, Alarte “será cómplice de que el sur de Alicante y Murcia se queden sin agua”.

El dirigente popular se ha expresado así durante el acto celebrado en Almoradí con alcaldes y portavoces de la Vega Baja y el Vinalopó en defensa del Tajo-Segura, al que han asistido más de 1.000 personas. En el acto, en el que también ha participado el conseller de Medio Ambiente y Agua, José Ramón García Antón, Costa ha señalado que el déficit de agua en la Comunitat “es real, no es imaginario, es grave. Pasamos sed porque en esta tierra falta agua y en la Moncloa no hay sensibilidad con el sur de Alicante y de España”.

El secretario general del PPCV ha afirmado que con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, “los trasvases tienen los días contados”. Asimismo, ha añadido que “si dejamos en manos de Alarte la defensa del Tajo-Segura estamos dejando en sus manos la garantía de la caducidad del trasvase”.

Costa ha criticado que Alarte diga que no quiere que haya una derogación del Tajo-Segura, “pero es mentira, porque si realmente quisiera podría asegurar que ni un solo voto socialista en el Congreso de los Diputados votará a favor de la caducidad del trasvase o de una reserva estratégica que es la muerte anunciada de la agricultura del sur de Alicante. Podría parar ese despropósito de antisolidaridad que supone la votación de unas enmiendas que mantienen la caducidad y la reserva que es la muerte del trasvase”.

El dirigente del PPCV ha señalado que, frente a los socialistas, los populares “no sólo queremos parar el Esatuto de Castilla-La Mancha en lo que hace referencia a la caducidad, sino que materializamos nuestras palabras en hechos”. Al respecto, Costa ha anunciado que el PP “va a redactar una propuesta para que se derogue la disposición adicional del Estatuto de Castilla-La Mancha que pone caducidad al Tajo-Segura. Lo vamos a hacer porque la solidaridad no es negociable. Es nuestra manera de hacer política y lo vamos a hacer en Les Corts y en el Parlamento. Todos los senadores y todos los diputados del PP lo vamos a hacer porque nuestra única política en materia de agua es que haya agua para todos”.

Costa ha hecho también referencia a la reprobación, el pasado miércoles, de la vicepresidenta De la Vega en Les Corts. El dirigente del PPCV ha criticado que el PSPV se abstuviera en la votación. “El PSPV ha renunciado a ejercer el máximo privilegio que tiene un parlamentario, que es votar. Y lo más grave es que si no ejercen el voto están demostrando que se abstienen políticamente de la defensa de los intereses de los valencianos, mientras que los populares defendemos el agua porque la necesitamos para regar, para comer y para vivir”.

El secretario general del PPCV ha anunciado, asimismo, que si se aprueba el Estatuto de Castilla-La Mancha con las enmiendas que ha incluido el PSOE -caducidad y reserva estratégica en la cabecera-, el GPP presentará una Proposición de Ley en Les Corts. “Esta iniciativa girará en torno a cuatro puntos: el Tajo es intocable y así hay que dejarlo de nuevo patente en el PHN, el Gobierno valenciano y el murciano también tienen cosas que decir sobre el Tajo-Segura, se debe garantizar por ley y no por decreto como se hace ahora la capacidad de compra de derechos de agua y hay que llegar a acuerdos con los regantes, y por último, la exigencia de plantear nuevos trasvases y especialmente una reivindicación ya histórica como es el trasvase del Ebro”.

Por último, Costa se ha dirigido a los regantes para trasladarles un mensaje “de parte Mariano Rajoy, del presidente Valcárcel y del presidente Camps, un mensaje de contundencia, de solidaridad, de igualdad, de exigencias pero de garantía” y les ha trasladado que los dirigentes populares “se dejarán la sangre en el Congreso, en las Cortes y en la calle para defender los intereses de la Comunitat y Murcia”.


Destrucción sin precedentes

Por su parte, el conseller García Antón ha recordado que los socialistas valencianos “votaron en 2005 a favor de suprimir el Tajo-Segura y durante más de cuatro años han apoyado sin rechistar la destrucción sistemática de toda la política del agua que ha llevado a cabo el Gobierno de su partido, el Gobierno socialista”.

García Antón ha acusado a Zapatero de “perpetrar en unos pocos años una destrucción sin precedentes de la política de Estado que se había estado construyendo durante décadas y que culminó con el PHN”, y ha afirmado que “los únicos que durante todo este tiempo hemos hablado siempre con la misma claridad hemos sido los populares”.

Para el conseller, “cuando Zapatero derogó con un decreto-ley el trasvase del Ebro no sólo eliminó una solución técnicamente viable para solucionar nuestro problema de déficit de agua, sino que renunció a la obligación más importante que puede corresponder al Gobierno de un Estado: renunció al deber de defender y armonizar los derechos y los intereses de todos los ciudadanos y de todos los territorios de ese Estado”. Asimismo, ha señalado que suprimir el trasvase Tajo-Segura “significaría dejar a más de un millón de alicantinos con menos de la mitad del agua que les abastece”.
 

Compartir