Costa subraya que las cuentas del PPCV están "claras y auditadas" y anuncia una denuncia tras la filtración de un informe "sesgado, intencionado y sin pruebas"

Costa subraya que las cuentas del PPCV están
Icono fecha
25-09-2009

25. sep. 2009.- El secretario general del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Ricardo Costa, ha subrayado hoy que “las cuentas del partido están claras, fiscalizadas y auditadas” y ha anunciado que el PPCV va a presentar una denuncia tras la filtración de un informe “sesgado, intencionado y sin pruebas” porque “no estamos dispuestos a que el PP reciba por parte de unos responsables políticos de la policía este tipo de acusaciones de forma interesada. Nosotros, nos ponemos a disposición de cualquier órgano jurídico si necesitan alguna aclaración de cualquier tema”.

Costa se ha pronunciado de esta manera durante la rueda de prensa que ha mantenido esta mañana para presentar la denuncia que el PPCV va a interponer a raíz de las filtraciones a los medios de comunicación de un informe “sesgado e intencionado” de la policía perteneciente a una investigación ya cerrada.

Asimismo, ha asegurado que para los populares “es claramente un ataque político al PPCV, pues parece ser que cuando al ministro Rubalcaba los jueces no le dan la razón utiliza a la policía. Lo que los jueces le han ganado al señor Rubalcaba ahora él lo quiere conseguir a través de los medios de comunicación” y ha añadido que “si realmente este informe aportara pruebas fundamentales estaría sobre la mesa del juez y no en las mesas de redacción del algún medio de comunicación”.

El dirigente popular ha subrayado que el PPCV “tiene las cuentas claras y auditadas”, pero “si los socialistas lo que quieren es el Gobierno en Valencia deberían dedicarse más a trabajar por solucionar las deficiencias de los valencianos que al ataque, la infamia, las difamaciones y las filtraciones”. “Los socialistas no se dan cuenta de que la sociedad valenciana y española no quieren que se utilice a la policía para atacar al resto de fuerzas políticas como están haciendo en esta ocasión”, ha criticado.

En esta línea, el dirigente del PPCV ha destacado que “el informe que conocemos ha sido estudiado por los servicios jurídicos del PP y desde hace varios días está redactada una denuncia a dicho informe, una denuncia que va a presentar el PPCV contra los autores del informe”.

Costa ha subrayado que la denuncia que se va a presentar “deja muy claro que un informe no puede señalar a cuatro políticos a los cuales se les atribuye determinadas actuaciones delictivas como si se tratara de hechos probados única y exclusivamente por unas conversaciones telefónicas a las cuales invitamos a todos aquellos que las tengan en su poder que las llena detenidamente y analicen si son susceptibles de conseguir las conclusiones que dice dicho informe”.

Así, ha explicado que el informe “establece dos apartados de conversaciones telefónicas, en cada apartado establece unas conclusiones, y éstas son absolutamente diferentes de las conclusiones que hace el informe y que hemos leído hoy en los medios de comunicación. Además, el informe dice que las conclusiones las hace en función de los establecido en las grabaciones telefónicas”, por este motivo, ha pedido que “alguien me lo aclare”, y a añadido que este es un motivo más para “presentar la denuncia”.

En este sentido, ha señalado que “el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad valenciana es conocedor de este informe y no lo ha considerado suficientemente fundamentado y no lo ha admitido, por eso lo ha devuelto” y ha asegurado que “lo que los jueces no han considerado lo bastante justificado como para abrir una investigación se vuelve contra quien elaboró ese informe sin que nadie se lo pidiera”.

De esta manera, ha explicado que “se trata de una actuación insólita por ausencia de petición previa, ya que no lo reclama ni la Sala ni el Magistrado Instructor, por tanto, asistimos a un informe policial hecho a iniciativa del Ministerio del Interior”. Así, ha afirmado que “en cualquier democracia que se precie, jamás puede pesar más un informe policial que una decisión judicial. Si no estaríamos en un Estado Policial”.

El dirigente del PPCV ha recordado que “no es un informe nuevo, sino una recopilación y un montaje de varios informes de la Policía que ya se hallaban incorporados en el proceso de TSJ de Madrid, y en el primer auto de Garzón”. “Las conclusiones no están probadas. Mezclan de forma intencionada conversaciones y otras pruebas que no tienen coherencia en el espacio ni en el tiempo”, ha señalado el dirigente popular.

Además, al hilo de esta cuestión ha puesto como ejemplo que en las conclusiones de este informe “hablan de contabilidad del grupo de Correa entre los años 96-99, lo relacionan con la contabilidad más reciente del PPCV, y mezclan a dirigentes del PPCV con dirigentes de Madrid, por tanto mezclan churras con merinas de una forma intencionada para dar credibilidad a su teoría sobre financiación irregular del PPCV”.

Costa se ha mostrado sorprendido ante el titular de dicho informe: Informe sobre Orange Market. Facturación y financiación del PPCV, cuando “el grueso del informe, un 75% del mismo, habla del funcionamiento global de la trama Correa, su contabilidad y sus relaciones con dirigentes del PP de otras Comunidades Autónomas, sin aportar ni una sola prueba sobre una posible contabilidad irregular del PPCV”.

Sin pruebas de contabilidad irregular del PPCV

En este sentido, ha asegurado que “todas las conclusiones del informe se basan en la contabilidad de un entramado empresarial dirigido por Correa, pero nunca con pruebas de la contabilidad del PPCV. El PP ha sometido siempre toda su financiación y cuentas de campaña a la fiscalización del Tribunal de Cuentas, como es legalmente preceptivo, y en ningún caso se ha detectado irregularidad contable alguna”.

El secretario general del PPCV ha calificado este informe de “capcioso”, ya que “como pruebas aporta conversaciones entre personas de un entramado empresarial en entredicho. Se da más credibilidad a estas personas y sus ocurrencias telefónicas que a los hechos probados, siendo éstos razón suficiente para anular toda la veracidad de estas conversaciones”.

También, ha aclarado que “se trata de unas conversaciones normales entre proveedor y dirigentes del PPCV. De un total de 26 conversaciones, 17 no tienen ningún interlocutor del PP de la Comunitat Valenciana”. “Las conversaciones no pueden ser pruebas sustanciales, ya que no tienen continuidad, son sesgadas y se limitan a un periodo de 3 meses. En ningún caso pueden ser la razón para afirmar que de ellas se desprenden que desde el partido se lleva una financiación ajena al sistema”, ha indicado.

Para el dirigente popular, “el informe insinúa irregularidades en las adjudicaciones públicas de la Generalitat, pero luego solo ponen casos de concursos de suelo concertados previamente con la trama” en ayuntamientos de otras comunidades” y ha añadido que “el TSJCV, tras investigar y llamar a declarar a responsables de la administración autonómica, afirmó que nunca se registraron irregularidades en adjudicaciones de la Generalitat Valenciana”.

Costa ha señalado que “para ser un informe que pretende acusar al PPCV de financiación ilegal, en todo el listado detallado de la caja B de Orange Market, de diferentes años, solo hay una que haga mención al PPCV” y ha asegurado que “en todo el informe policial solo hay indicios de una doble contabilidad en Orange Market, en ningún caso del PPCV, y no pueden hacernos responsables de las presuntas irregularidades contables de una empresa, simplemente por haber trabajado y ser proveedora de servicios al PP”.

Un informe “intencionado”

De la misma manera, el dirigente popular ha explicado que en este informe “hablan que los fondos de caja B se utilizan para el pago de dinero a responsables políticos, pero en ningún momento mencionan a ningún dirigente del PPCV”, por lo tanto “es un informe intencionado e instigado desde el Ministerio del Interior, no está fechado ni firmado por ningún agente, solo están identificados por carné profesional”.

“Además, --ha continuado-- el informe está redactado con una intención sesgada, ya que relacionan datos y nombres a su interés, uniéndolos en un mismo espacio indicando en la mayoría de los cuadros fuente elaboración propia”.

Costa ha indicado que la exposición de resultado “son ya de por sí conclusiones” y ha añadido que “el informe policial hace más de juez que de investigador”. Así, ha asegurado que es “un informe rechazado por la justicia que solo tiene cabida en los medios de comunicación con continuas filtraciones con el único objetivo de desprestigiar al Partido Popular de la Comunitat Valenciana”.

Asimismo, ha aseverado que “el informe señala con nombre y apellidos a cuatro políticos de la Comunitat Valenciana a quienes atribuye como hechos probados actuaciones presuntamente delictivas. El Ministerio del Interior presenta este informe policial con una urgencia sin precedentes en el TSJCV justo un día antes de la resolución definitiva de la Sala del Tribunal que habilitó el 1, 2 y 3 de agosto para pronunciarse sobre los recursos de apelación”.

Según Costa “llama la atención, que no se trata de la remisión de un informe, sino de la presentación en mano del informe en la sede del TSJCV en el último momento con el desplazamiento de un funcionario de Madrid a Valencia en el mismo día que se ordena la remisión por los mandos policiales, con la única intención de llegar a tiempo para influir en el órgano judicial. El fin era que se retrasara la resolución del TSJCV y así dañar y desacreditar la imagen del PPCV”.

El secretario general de los populares valencianos ha lamentado que “esta estrategia se vería reforzada con la colaboración de determinados medios que tal y como viene denunciando el PP, están siendo utilizados por el Gobierno en esta campaña contra la imagen del PPCV, con la constante publicación de ilegítimas filtraciones”.

“Actuación insólita”

Así, ha explicado que “la presentación directa del informe en Valencia es una actuación insólita por ausencia de petición previa, en ningún momento esta conducta se puede excusar en la rapidez o diligencia de la policía, ya que los hechos que se relatan en el informe finalizaron en febrero del 2009, y presentan el informe 5 meses más tarde en Valencia”, por ello, ha asegurado que “es un informe tendencioso, ya que no le importa revelar parte del secreto de sumario del TSJ de Madrid, con tal de atacar al PPCV”.

Si el informe de la policía es del 31 de julio, Costa se ha preguntado “por qué ha tardado tantos en ver la luz”, ya que se presenta cinco meses más tarde, y ha añadido que se ha querido “condicionar, influir y perjudicar el debate de Política General de la Comunitat Valenciana que comienza el próximo martes, o hacer de cortina de humo para tapar asaltos a la democracia como la moción de censura de Benidorm o la inútil gestión de Zapatero en la peor crisis económica que está pasando este país”.

 

Compartir