Císcar asegura que Alarte "se ha vendido a los caprichos de Pajín para mantenerse en Blanquerías" y advierte que "dar cobijo a un tránsfuga le pasará factura en 2011"

Císcar asegura que Alarte
Icono fecha
07-10-2010

07. oct. 2010.- El vicesecretario general del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, José Císcar, ha asegurado hoy que el “affaire” de Benidorm “ha demostrado que Alarte es una nulidad como político y que si tuviera la más mínima decencia se iría hoy mismo a su casa”.

Císcar se ha pronunciado así en relación al “respaldo” de Alarte al alcalde tránsfuga de Benidorm, Agustín Navarro, para que sea el candidato por el PSPV a la alcaldía de la ciudad. En este sentido, ha criticado “el cambio de parecer en pocos meses por parte del secretario general del socialismo valenciano sobre el tránsfuga de Benidorm, lo que pone en evidencia que “se ha vendido a los caprichos de la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, para mantenerse en Blanquerías” y ha advertido que “dar cobijo a un tránsfuga le pasará factura a los socialistas en 2011”.

Asimismo, ha lamentado que el PSPV “ha dejado en evidencia que poco le importa la opinión de sus compañeros de partido Blanco y Chaves, quienes se han negado a que una persona como Agustín Navarro, quien ha antepuesto sus intereses partidistas a los generales, sea el candidato en 2011” y ha añadido que “el silencio de Pajín sobre este tema demuestra que tiene mucho que explicar a los ciudadanos de la Comunitat”.

El dirigente popular ha criticado que el PSPV “le haya dado durante todo este tiempo facilidades al alcalde tránsfuga, como permitir subirse el sueldo y ampliar sus competencias al mantenerlo en su grupo” y ha señalado que “el montaje de Benidorm ha sido una tomadura de pelo a todos los ciudadanos de la Comunitat por lo que tanto Alarte como Navarro deberían hacer las maletas e irse a su casa”.

Para Císcar, “Alarte ha decepcionado a los valencianos, alicantinos y castellonenses porque no ha defendido sus intereses” y ha recordado que “los ciudadanos de Benidorm, a través de las urnas, eligieron un Gobierno de mayoría absoluta del PP de la mano de Pérez Fenoll en Benidorm, y la familia Pajín-Iraola les arrebató su voluntad con el beneplácito de su hija Leire Pajín, aprovechándose del cargo que ostenta dentro del PSOE y a espaldas de sus compañeros”.

Por último, ha asegurado que “lo ocurrido en Benidorm es el mayor ejemplo de transfuguismo en la historia de España y lo que es peor, el PSOE ha permitido que ocurriera a sabiendas que vulneraba el Pacto Antitransfuguismo”, por lo que se ha preguntado “qué tiene que decir al respecto Zapatero sobre este asunto, quien ha sido incapaz de ponerle los puntos sobre las íes a Pajín”.
 

Compartir