Císcar: "Pajín ha puesto en práctica su doctorado en demagogia porque quien no respeta el estado de derecho son los socialistas"

Císcar:
Icono fecha
08-07-2010

 El vicesecretario general del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, José Císcar ha afirmado que “Pajín ha puesto en práctica su doctorado en demagogia porque quien no respeta el estado de derecho son los socialistas y el ministro Rubalcaba que siguen sin aclarar la actuación de la Policía Nacional del pasado martes, que ha quedado en entredicho por el propio juzgado de Orihuela”.

Císcar se ha referido así a las declaraciones del Pajín en Gandía en la clausura de las Jornadas Parlamentarias del PSPV-PSOE. “Pajín no sabe distinguir entre defender el estado de derecho, que es lo que hace el PP, y manejar a su antojo a las instituciones como la policía y la fiscalía, que es lo que en muchas ocasiones realizan los socialitas”, ha aputando.

En este sentido, el dirigente popular ha indicado que “le gustaría que hoy el PSPV hay hecho propósito de enmienda y empiece a trabajar por y para los valencianos puesto que lleva más de un año obsesionado con judicializar la vida política valenciana”.

“Si de esta jornada de trabajo los socialistas valencianos son capaces de haber plateado una sola medida que ayude a los valencianos nos damos por satisfecho porque las intervenciones de Pajín, Alarte y De la Vega han sido una vez más para desprestigiar las instituciones valencianas”, ha comentado.

Para Císcar “Pajín, como senadora territorial que es, debería haber anunciado una batería de preguntas en el Senado a su compañero Blanco por paralizar la autovía de la Font de la Figuera o una reunión para arrancarle un compromiso de revisar sus decisiones. En cambio, nos encontramos con las frases hechas a las que siempre recurre cuando viene a la Comunitat”.

Por último, el Vicesecretario ha apuntado que la única rebelión ciudadana que hay en la Comunitat Valenciana es contra Zapatero por habernos marginado y ahora ser incapaces de adoptar medidas para sacar a España de la crisis.
 

Compartir