Císcar señala que Navarro "está bajo sospecha" por el caso de los pagos a una fundación fantasma y pregunta a Zapatero y Alarte "si comparten su gestión"

Císcar señala que Navarro
Icono fecha
23-11-2010

23. nov. 2010.- El vicesecretario general del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, José Císcar, ha señalado hoy que el alcalde tránsfuga de Benidorm, Agustín Navarro, “está bajo sospecha” por el caso de los pagos a una fundación fantasma y ha preguntado al presidente del Gobierno socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, y el secretario general del PSPV, Jorge Alarte, “si comparte su gestión”.

Císcar se ha pronunciado de esta manera en relación a la presunta estafa por el que se le acusa al pagar con fondos municipales a una fundación fantasma que edita un boletín para cargar contra el PP local. En este sentido, ha criticado que “las artes oscuras en la gestión socialista parece ser algo habitual porque son muchos los municipios que lo practican como Elche, Gandía o Benidorm”.

De la misma manera, ha recordado que la farsa de Benidorm orquestada por el PSPV y el apoyo de Zapatero pone en evidencia que a los socialistas “no les importa engañar a los ciudadanos de Benidorm y de la Comunitat” y ha añadido que “confiar en un dirigente como Navarro con más sombras que luces va a pasarle factura al partido socialista en la Comunitat en la próxima cita electoral”.

Asimismo, el dirigente popular ha exigido a Alarte que “no mire hacia otro lado y asuma las responsabilidades políticas de la gestión de Navarro por bajar la cabeza ante Ferraz” y ha lamentado que el secretario general del socialismo valenciano “ha demostrado no estar a la altura de lo que necesita la Comunitat porque ha sido incapaz de defender los intereses de los valencianos, alicantinos y castellonenses ante los caprichos de Pajín y Zapatero”.

Por último, el vicesecretario general de los populares valencianos ha asegurado que “Agustín Navarro no es de fiar, como tampoco lo es Alejandro Soler, José Manuel Orengo y Jorge Alarte, ya que han utilizado los fondos municipales de los ayuntamientos que gobernaban para fines partidistas y electoralistas” y ha criticado “la doble vara de medir” de los socialistas porque “no predican con el ejemplo”.
 

 

 


 

Compartir