Díaz: "El caos del Consell convierte proyectos encauzados en un foco de dudas e incertidumbre"

Díaz:
Icono fecha
19-08-2015

~~19. agosto. 2015.- La portavoz de Vivienda del Grupo Parlamentario Popular en Les Corts, Elisa Díaz, ha afirmado hoy que el caos del Gobierno valenciano “ya empieza a dar sus bochornosos frutos, ya que un proyecto que tenía una solución encauzada y jurídicamente viable como el aparcamiento del Mercado Central es ahora un foco de dudas, mala gestión e incertidumbre para los vendedores del histórico recinto mercantil valenciano”.

   Díaz ha respondido así a las acusaciones del director general de Vivienda, al que ha recordado que la Conselleria de Infraestructuras, en su día con Isabel Bonig al frente, “dejó el proyecto para la finalización y acondicionamiento del aparcamiento de la plaza Ciudad de Brujas en Valencia en fase de supervisión una vez diseñada la urbanización de la plaza, la licitación de la rampa de acceso y, sobre todo, solucionados los problemas legales ocasionados tras haber quedado desierto el concurso de licitación como preveía el primer convenio firmado con el Ayuntamiento de Valencia para la gestión del garaje”.

   “De la misma manera –ha continuado la diputada popular-  que el tripartito ha generado problemas y enfrentamientos con los himnos y las señas de identidad valencianas donde antes había concordia y consensos, está haciendo lo mismo con iniciativas con las que sólo tenía que seguir la hoja de ruta trazada por el PP”. Díaz ha recordado que el proyecto, además, incluía la adecuación provisional de la conexión entre el vestíbulo del aparcamiento y la futura estación de Metrovalencia prevista para este punto del centro histórico.

   “Ahora, el Consell augura nuevos retrasos para, según dice, pensar una solución global que no es sino un peaje más que le hace pagar a Puig la izquierda radical de Compromís -responsable del transporte en el Ayuntamiento de Valencia- que intentará colar de rondón una peatonalización integral del entorno del Mercado Central como han defendido durante años sin que les importe lo más mínimo que se ahogue la movilidad del recinto mercantil”.

Compartir