Diputados del PP autonómicos y provinciales trabajarán para que la inversión de la Generalitat en 2018 se distribuya entre toda la Comunitat

Diputados del PP autonómicos y provinciales trabajarán para que la inversión de la Generalitat en 2018 se distribuya entre toda la Comunitat
Icono fecha
23-10-2017

• La Síndica del GPP se reúne con el Presidente de la Diputación de Castellón para acordar presentar enmiendas concretas que mejoren los presupuestos GVA para 2018
• Denuncian que la inversión del Consell en Castellón es practicamente cero
• “En dos años de gobierno de Puig y Oltra hay 540 millones de euros que se han dejado de ejecutar e invertir en materia de obras e infraestructuras públicas en toda la Comunitat”

23. octubre. 2017.- La Síndica del Grupo Popular en Les Corts, Isabel Bonig, ha anunciado hoy que “diputados autonómicos y provinciales trabajarán para que la inversión de la Generalitat en 2018 se distribuya entre toda la Comunitat”.

   La Síndica del grupo Popular ha mantenido hoy una reunión oficial con el Presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, donde han acordado coordinarse entre diputados autonómicos y provinciales para presentar enmiendas concretas a los presupuestos de la Generalitat 2018 relativas a Castellón. “Queremos que la inversión se distribuya entre toda la Comunitat, y que alcance a la provincia de Castellón donde la inversión del Consell es prácticamente cero”.    

   Bonig ha explicado que “en los dos años de gobierno de Puig y Oltra hay 540 millones de euros que se han dejado de ejecutar e invertir en materia de obras e infraestructuras públicas en toda la Comunitat. Solo en Educación, el conseller Marzà se dejó 105 millones de euros sin ejecutar el pasado año en materia de infraestructuras. Hay que gestionar la autonomía y los recursos de uno además de reclamar al gobierno de Madrid”.

   Para la síndica popular “la infrafinanciación no debe ser una cortina de humo para tapar la falta de gestión porque la realidad es que no existe gobierno de la Generalitat. Tienen la competencia para ejercer ese autogobierno pero delegan en los ayuntamientos y las diputaciones, como en materia de dependencia donde la señora Oltra delega en los ayuntamientos sin tener claro el marco normativo y la financiación pero, mientras, sigue sin pagar a los centros especiales de empleo y sin adjudicar 3.300 plazas en residencias de mayores desde enero. O como en la construcción de colegios donde también quieren hacer una delegación de funciones total. La falta de gestión es evidente”. 

   La responsable popular también ha trasladado su preocupación por la tasa turística. “Ya se da por hecho su implantación y ahora se discute el procedimiento de recaudación. Esto sería letal para el sector y contradice la postura del secretario autonómico de turismo”.

   Respecto a las peticiones concretas para los presupuestos 2018, Bonig ha explicado que se centrarán en reclamar la inclusión de partidas para construcción y mejora de colegios, centros de salud, o en materia de carreteras de competencia autonómica como la ronda de Vila-real. “Si hay dinero para la nueva televisión pública o para la agencia de la innovación se supone que debe haber dinero para una inversión de estas características que es fundamental para la economía de la comarca”.

   Por su parte, el presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, ha afirmado que “jamás un Gobierno autonómico había maltratado tanto a la provincia de Castellón. Hay cero inversiones, no hay obras nuevas ni en carreteras, ni centros sanitarios, ni residencias. Además se ha hecho una flagrante dejadez de competencias intentando que otros paguen lo que corresponde al Gobierno autonómico.  Cada idea que surge del Consell acaban pagándola las diputaciones provinciales”.

   “Es necesario de cara a los nuevos presupuestos de la Generalitat lanzar una propuesta de presentación de enmiendas. Nos reuniremos con los diputados autonómicos para coordinar esas enmiendas, que reflejen las necesidades de los ciudadanos de la Comunitat Valenciana”, ha indicado.

   Respecto a la tasa turística, Moliner ha señalado que es un “grave error”. “Lanza un mensaje muy claro a quien nos visita: no queremos que vengas, nos molesta, queremos cobrarte para que sepas que desde las administraciones no eres bienvenido. Y nosotros pensamos lo contrario, que hay que dar la bienvenida a los turistas y también despedirlos con una sonrisa para que vuelvan. Es una tasa para repartir miseria, en una política que solo hará menos competitivo al sector. Vemos con extrema preocupación lo que está pasando porque al final un territorio como Castellón que confía en el turismo puede verse perjudicado”.

 

Compartir