El GPP advierte que el recorte de unidades en la concertada supondrá el cierre de centros

El GPP advierte que el recorte de unidades en la concertada supondrá el cierre de centros
Icono fecha
29-04-2016

• La portavoz de Educación Beatriz Gascó recuerda que “los recortes a la concertada son progresivos y se van a ir extendiendo”
• “La decisión de las unidades de concierto no se pueden dejar al capricho del conseller Marzá que se guía por criterios partidistas y habilita unidades en la pública donde no hace falta
• “Marzá adopta decisiones arbitrarias que no se apoyan en ningún informe técnico, sin planificación, sin diálogo, sin capacidad de negociación, sin normativa oficial que sustente las decisiones y muy temerario económicamente”

29. abril. 2016.- La Portavoz de Educación del Grupo Parlamentario Popular en Les Corts, Beatriz Gascó, ha advertido hoy en rueda de prensa que “el recorte de 46 unidades en la concertada va a suponer el cierre de algunos centros. Suprimir una línea en infantil o en primaria supone que no puedan seguir en el futuro. Este ataque a la escuela concertada es progresivo y se va a ir extendiendo con la supresión del concierto de bachillerato el próximo curso”.

   Beatriz Gascó ha indicado que “las unidades de concierto no se pueden dejar al capricho del conseller porque es un derecho constitucional. Cualquier decisión adoptada por Marzá va encaminada a atacar a la concertada: creación de aulas públicas de dos años, eliminación del distrito escolar o los despidos de la concertada por los recortes de unidades”.

   Gascó ha indicado que “el conseller Marzá intenta que la gente afectada por los cierres no salga a la calle inventándose la creación de una bolsa de recolocación para quienes sean despedidos. Pero eso es una mentira y una irresponsabilidad porque no se puede pasar por encima de quien oposita. Además, dijo que aunque se suprima el concierto, el centro puede seguir ofertándolo, lo que provocaría un aula concertada y otra privada, es decir clases para ricos y para pobres”.

   Respecto al arreglo escolar en la escuela pública, la portavoz popular ha señalado que debería fijarse “según unos parámetros objetivos. No hacerlo así es tomar decisiones arbitrarias y partidistas como se está haciendo porque se habilitan unidades donde no hace falta, guiándose solo por criterios partidistas. Marzá cuando se queja de la infrafinanciación no hace falta que saque a niños de los colegios, solo tiene que gestionar. Debe sentarse, gobernar y tomar decisiones porque el arreglo escolar se ha realizado para tener contentos a los suyos, y eso es temerario”.

    “Desde Educación, Marzá adopta decisiones arbitrarias que no se apoyan en ningún informe técnico, sin planificación, sin diálogo, sin capacidad de negociación, sin normativa oficial que sustente las decisiones y muy temerario económicamente”, ha concluido.

Compartir