El GPP aprueba en Les Corts la reprobación a De la Vega "por ser la persona que derogó el PHN y pretende acabar con el Tajo-Segura"

El GPP aprueba en Les Corts la reprobación a De la Vega
Icono fecha
11-02-2009

El portavoz del Grupo Parlamentario Popular en Les Corts, Ricardo Costa, ha defendido hoy la PNL presentada por su grupo en la que se ha reprobado a la vicepresidenta del Gobierno y diputada nacional por Valencia, Mª Teresa Fernández de la Vega, “por ser la persona que derogó el Plan Hidrológico Nacional y la misma que pretende acabar con el Tajo-Segura”. 

Costa se ha referido así durante su intervención en el pleno de Les Corts en el que el GPP ha aprobado la reprobación de De la Vega con la abstención del Grupo Parlamentario Socialista. En este sentido, Costa ha explicado que “el GPP ha reprobado a la vicepresidenta y diputada por Valencia porque guarda silencio aun cuando están en riesgo más de 50.000 puestos de trabajo y porque todo el PP va a votar en contra de la caducidad y ustedes no pueden decir lo mismo” –en alusión a los socialistas-. 

Asimismo, el parlamentario popular ha recordado que “estos días el GPP ha estado planteando claramente la defensa del Gobierno valenciano a la exigencia y al mantenimiento del trasvase del Tajo-Segura mientras hemos oído decir a los dirigentes socialistas que el trasvase Tajo-Segura es absolutamente irrenunciable”.  

“Hoy tenemos las enmiendas del PSOE al Estatuto de Castilla-la Mancha, enmiendas que mantienen esta caducidad, enmiendas que mantienen la reserva estratégica de 600 hm3, lo que quiere decir que hoy tenemos sobre la mesa la sentencia de muerte del trasvase Tajo-Segura con el consentimiento y la complicidad del PSOE”, ha aseverado Costa. 

En esta línea, “cinco años después –ha dicho- no sólo no está solucionado nuestro déficit hídrico, sino que algunas de las soluciones con las que contábamos hasta hoy están en peligro de desaparición”. Costa ha añadido que “es curioso que llevemos un lustro hablando del agua que no tenemos, del agua que sobra en otros lugares, del agua que necesitamos y que no llega. En la España que amplía derechos, con el Gobierno que tiene soluciones para el capitalismo del mundo mundial, una comunidad lleva cinco años pidiendo agua”.

 

“Hablo en nombre de todas aquellas personas que creen en principios básicos como  la solidaridad y la igualdad en nombre de los alcaldes de la Vega Baja, de los castellonenses, alicantinos, valencianos y de los castellano-manchegos porque todos somos españoles y todos defendemos los principios de solidaridad y de igualdad”, ha subrayado el dirigente popular. 

El Síndic del GPP ha indicado que “la inclusión de esta reserva en el articulado del Estatuto castellano manchego supondría la caducidad del trasvase, ya que la práctica ha demostrado que la cabecera del río Tajo no tiene recursos suficientes para atender los 600 hectómetros cúbicos asignados al trasvase del que dependen miles de puestos de trabajo” y ha recalcado que “si ocurriera eso supondría una amenaza real al progreso y al futuro de Alicante y de la región de Murcia”. 

De la Vega es antitrasvasista 

Además, el Síndic popular ha lamentado que “el Gobierno de Zapatero ha puesto sobre la mesa a una persona, diputada por la provincia de Valencia a negociar la vigencia de ese trasvase y eso quiere decir que ese trasvase tal y como lo conocemos tiene los días contados”. 

“Ha puesto al furtivo a guardar el bosque, ha situado a la política más antitrasvasista de la Europa occidental al frente de la política antitrasvases, ha enviado a apagar el fuego a la que prendió la primera cerilla, a la pluma más rápida del BOE. La que nos quitó el agua del Ebro, la que cuestionó el Júcar-Vinalopó y la que quiere quitarnos el Tajo-Segura, porque con De la Vega en esa negociación el Tajo-Segura tiene los días contados”, ha señalado Costa. 

Al respecto, ha recordado que “hace cuatro años, la vicepresidenta del Gobierno socialista derogó el trasvase del Ebro, y hoy, con De la Vega, al frente del texto del Estatuto de Castilla la Mancha, también asegura el fin del Trasvase Tajo-Segura”. 

En este sentido, Ricardo Costa ha argumentado que el Tajo-Segura está aportando agua a la Comunitat Valenciana desde 1979, en virtud de lo establecido por la ley 21/1971 de 19 de junio sobre el aprovechamiento conjunto Tajo-Segura, que ya fijaba el trasvase de un máximo anual de 600 millones de metros cúbicos, ampliables hasta mil millones. 

“Casi veinte años después, la ley  10/2001, de 5 de julio, del Plan Hidrológico Nacional  aprobado durante el gobierno del Partido Popular, sentaba las bases para la solución definitiva y razonable a una reivindicación histórica. Y lo hacía dejando claro cuáles eran los principios de solidaridad y de igualdad porque el agua es para todos y no es de nadie”, ha dicho el parlamentario popular. Costa ha manifestado, asimismo, que “con estos principios los valencianos teníamos garantizado el Tajo-Segura, el trasvase del Ebro y el trasvase del Júcar-Vinalopó”. 

A la vez, ha lamentado que “cuando llegó Zapatero derogó el trasvase del Ebro con las obras del trasvase ya en marcha, con la mitad del trasvase Júcar-Vinalopó prácticamente terminada, y ahora está finiquitando un trasvase con el aval de más de 15 años como es el trasvase Tajo-Segura”. A juicio de Costa, “queda claro quién gobernaba cuando está Comunidad tenía soluciones porque tenía trasvases y quién gobierna cuando esta Comunidad se queda sin soluciones al quedarse sin trasvases”. 
 

“De más agua, nada” 

Asimismo, el dirigente popular ha remarcado que “en el año 2004 los socialistas prometieron más agua, más barata y en menos tiempo. Cinco años después, la aportación de las desaladoras es el 37% de lo que prometieron. O sea que de más agua, nada”. Costa ha indicado que “cinco años después admiten que el agua desalada es demasiado cara para que la paguen los agricultores y ya están estudiando mecanismos para subvencionarla, pero sólo han logrado terminar cuatro de las 20 desaladoras que tenían previsto hacer para todo el Levante”. 

El portavoz del Grupo Parlamentario Popular en Les Corts ha remarcado que “hace cinco años al Ebro no le sobraba ni una gota y se moría si le daban un pinchazo más. Hace seis meses el pinchazo se proyectó, se aprobó y se derogó en lo que tardó en asomar una borrasca”. 

Para el dirigente popular, “Zapatero tiene un plan, un plan para restarnos competitividad, un plan para convertir a la Comunitat en una autonomía de segunda, para convertir a los valencianos, alicantinos y castellonenses en ciudadanos de tercera, y ese plan el PP ni aceptará ni acatará porque nosotros defenderemos el agua en la Comunitat y en Murcia”. 

En este sentido, Costa ha citado el segundo párrafo de la Disposición Adicional primera de la citada ley, en el que se especifica que “en cuanto el litoral valenciano se llene de desaladoras el grifo del trasvase se cierra”. Así, ha añadido que “esto no es una interpretación a la ligera. Hoy lo que dice el texto del Estatuto de Castilla-la Mancha es que el volumen de agua trasvasable es que la del Tajo-Segura se reduzca progresivamente a partir de la entrada en vigor de la presente ley”. 

El Síndic popular ha recordado también que el secretario general del PSPV, Jorge Alarte, “decía hace poco que si se aprobaba cualquier documento que incluyera alguna cláusula de caducidad del trasvase o propusiera la reducción del caudal el PSPV se recurriría al Tribunal Constitucional”, lo que en palabras de Costa,  “sólo bastaría, por ejemplo, con impulsar una PNL en el Congreso para derogar esa disposición de Ley de 2005 a la que ahora se agarra el Estatuto Manchego para ponerle fecha al final del Tajo-Segura”. 

Por ello, ha instado a los dirigentes socialistas a que “digan algo pero alto y claro, si están a favor o en contra, porque los ciudadanos quieren saber cuál es el plan exactamente, porque ¿qué quieren que planten los regantes de Murcia y de Alicante sin agua? ¿carteles del Gobierno? ¿pósters con la cara de Alarte? Lo que ocurrirá es que morirá el riego, el cultivo, los ingresos, la vida en el sur de Alicante y en la región de Murcia”, ha concluido el Síndic popular.

Compartir