El GPP censura al Consell la incoherencia de cambiar ahora las líneas rojas para que la Abogacía de la Generalitat pueda defender a imputados

El GPP censura al Consell la incoherencia de cambiar ahora las líneas rojas para que la Abogacía de la Generalitat pueda defender a imputados
Icono fecha
08-12-2016

·      Ferrer San-Segundo: "El Botànic presenta alarmantes índices de 'transparencia deconstruida': o sea, obstrucción, engaños y clamorosas incoherencias"

·      "El Consell ha aplicado aguarrás a sus exigentes líneas rojas en la oposición, cambiándolas por sombras color pastel ahora que gobiernan”

·      “Puig y Oltra no solo quieren cambiar el relato, sino que dejemos de llamar a las cosas por su nombre: ahora la denegación de información ya no es opacidad. Y así con todo”

 

08. dic. 2016.- La portavoz de La Portavoz de Justicia del Grupo Parlamentario Popular, María José Ferrer San-Segundo, ha criticado hoy la incoherencia que supone que el Consell de Puig y Oltra “cambie ahora las líneas rojas para que la Abogacía de la Generalitat pueda defender a imputados”.

    Ferrer San-Segundo ha censurado “el cambiazo que ha propiciado el Consell, justo ahora que gobiernan, y de tapadillo mediante una enmienda los presupuestos, en lo que fue una línea roja “de alta exigencia” cuando PSPV y Compromís estaban en la oposición: que los funcionarios, y también cargos públicos, que sean investigados (imputados) por delitos cometidos en el ejercicio de su actividad, puedan ser defendidos por la Abogacía de la Generalitat.

   “Esta defensa jurídica pública de encausados fue objeto de durísimas críticas, y reclamaciones, por los partidos que ahora integran el Consell del Botànic cuando estaban en la oposición, con declaraciones de alto voltaje, acusando incluso que ello suponía una utilización irregular de recursos públicos”, ha recordado la diputada. “El Consell del PP, en el año 2013, presidido entonces por Alberto Fabra, eliminó tajantemente esta posibilidad, cambiando la ley y excluyendo de la defensa jurídica pública a funcionarios y altos públicos que resultaran investigados”, ha añadido.

   La portavoz popular ha subrayado ahora la “vergonzante incoherencia” del Botànic “sobre lo que decía y exigía antes respecto a las líneas rojas y lo que pone en práctica ahora”. Así, ha exhortado a “reprobar que el Consell quiera enterrar su manual de oposición ahora que gobiernan, para no ser objeto de críticas, ni de control, y si lo son, utilizar los recursos públicos para sus defensas privadas”.

   La diputada popular ha añadido que “para visualizar lo que hacen PSPV-Compromís cuando gobiernan las instituciones, hay ya una palabra de alto valor simbólico: Divalterra. Abogados privados para defender 'orengos' y entornos de la 'camarilla Puig', con dinero público a altísimo precio, y largas sobremesas a costa de los contribuyentes”, ha explicado.

Tres condenas al Consell del Botànic

Ferrer San-Segundo ha puesto en cuestión el “lamento” del Consell, “que se escuda en lamentables coartadas”, achacando haber recibido ya tres condenas del TSJCV por opacidad y obstrucción al denegar documentación. “Les pedimos información y documentos, y eso, al parecer, ahora de pronto piensan que da mucho trabajo. Pero cuando estaban en la oposición, no les parecía así, presentaban solicitudes en números similares, y ponían querellas a diestro y siniestro”, ha indicado.

   La portavoz de Justicia del GPP se ha preguntado “por qué ahora sí se cambia la forma de actuar y por qué cuando PSPv y Compromís estaban en la oposición exigían, y con dureza, justo lo contrario”. “Antes decían no a la defensa por la Abogacía de investigados; ahora se enmiendan, y se blindan, cambiando la ley en la trastienda para protegerse. No hace tanto, ponían incluso querellas si no recibían a tiempo información. Ahora dicen que les damos mucho trabajo. Pero ya empieza a verse que se trata de  excusas falsas”, ha manifestado. “Además –ha señalado- digan lo que digan vamos a seguir trabajando, porque es nuestra obligación y lo que esperan de nosotros los ciudadanos: trabajo de sus representantes, y no los lamentos, incoherencias y trampas del Botànic”.

   “El Consell ha aplicado aguarrás a sus exigentes líneas rojas en la oposición, cambiándolas por  a sombras color pastel ahora que gobiernan”, ha indicado, “pero los valencianos ya se están dando cuenta de que Puig y Oltra están ordenando hacer, y hacen, lo contrario de lo que exigían cuando estaban en la oposición”.

   Ferrer San-Segundo ha concluido denunciando que “Puig y Oltra no solo quieren cambiar el relato, el imaginario colectivo, sino que dejemos de llamar a las cosas por su nombre: ahora la denegación de información ya no es opacidad. Y así con todo. Pero no vamos a consentir sus montajes, y desmontajes, dialécticos sobre la realidad. Y la realidad es que el Botànic presenta alarmantes índices de 'transparencia deconstruida': o sea, obstrucción, engaños y clamorosas incoherencias".

Compartir