El GPP denuncia la falta de ayudas a las empresas afectadas por el incendio de Fuente del Jarro pese a las promesas de Puig

El GPP denuncia la falta de ayudas a las empresas afectadas por el incendio de Fuente del Jarro pese a las promesas de Puig
Icono fecha
22-06-2017

• El portavoz de Industria Vicente Casanova señala que “prometieron subvenciones para su recuperación y no les llega nada”
• Los grupos del Botànic votan en contra de poner en marcha ayudas a las empresas arrasadas en el incendio de febrero


22. mayo. 2017.- El portavoz de Industria del Grupo Parlamentario Popular en Les Corts, Vicente Casanova, ha lamentado que “el Botànic se niegue poner en marcha ayudas a las empresas arrasadas por el incendio del pasado 8 de febrero en el Polígono Fuente del Jarro de Paterna y que incluso voten en contra en Les Corts”.

   Así lo ha señalado tras reunirse esta mañana Isabel Bonig, Síndica del Grupo Popular, con representantes de la asociación de empresarios de este Polígono industrial.

   “Es lamentable que voten en contra de las ayudas pese a que Puig anunció en los días inmediatamente posteriores al incendio que la Generalitat promovería líneas de ayudas directas a las empresas afectadas. La realidad es que no han hecho nada de nada”.   

   Los grupos del Botànic votaron ayer en contra de una propuesta del grupo popular en la Comisión de industria que solicitaba que “se convocaran a la mayor brevedad las ayudas prometidas para cubrir total o parcialmente los intereses generados por los préstamos, del IVF o de otras entidades bancarias, a los que hayan tenido que acogerse las empresas afectadas por el incendio para retomar su actividad”.
   En la propuesta también se solicitaba “la convocatoria de una línea específica de subvenciones para la financiación de las inversiones necesarias para que las empresas afectadas por el incendio puedan recuperar sus naves y sus instalaciones y retomar su actividad industrial y que se habilitara por la Generalitat una línea de ayudas extraordinarias para los trabajadores de las empresas que no reanuden su actividad, y se diseñe un plan específico de formación y reciclaje para su empleabilidad y reincorporación al mercado de trabajo”.
   Para Casanova, “es incomprensible que tumbaran la propuesta pese a todo lo que en su momento se dijo desde el Consell. Siempre ocurre lo mismo: prometen mucho pero luego no hacen nada y las palabras se las lleva el viento. Ha sucedido con las ayudas a los incendios forestales, con las empresas afectadas por el incendio del polígono o con las víctimas de violencia de género. Todo son buenas palabras en el momento en que sucede, palmaditas en la espalda, pero luego se olvidan de las promesas”.
   El portavoz popular ha explicado que “el pasado 9 de marzo, desde el IVF se anunciaba la apertura de una línea de crédito dirigido a dichas empresas afectadas, a precios de mercado y con una carencia de principal de 3 años, lo cual, siendo una buena medida, no ofrece ninguna ayuda ni ventaja a las empresas con respecto a cualquier otro préstamo que pudieran conseguir en cualquier entidad bancaria”.
   “Puig anunció en los días inmediatamente posteriores al incendio, que la Generalitat promovería líneas de ayudas directas a las empresas afectadas, si bien hasta la fecha tales ayudas no han sido convocadas. De hecho, según nota de prensa del día 9 de marzo, la Secretaria Autonómica de Economía Sostenible, todavía no ha lanzado tales ayudas anunciando que, según expuso, las bases serán convocadas por el IVACE –sin comprometerse a fechas- para acceder a una línea de subvenciones dirigidas solo a cubrir total o parcialmente los intereses generados por estas operaciones y que, en cuanto a otras posibles ayudas, las empresas podrán optar a otras subvenciones de IVACE, como el resto de empresas de la Comunidad Valenciana, cuando sean convocadas por el IVACE, pero no se anuncian ayudas específicas para las empresas de este Polígono afectadas por el incendio, siete empresas colindantes a la nave donde se generó el incendio, que ocupan a más de 200 puestos de trabajo directos o indirectos  y que necesitan de ayudas para reanudar su actividad y a las que se les prometieron subvenciones para su recuperación y no sólo préstamos a precio de mercado”.
   “Por otro lado – ha continuado Casanova- es posible que alguna de las empresas no puedan volver a iniciar su actividad, por lo que es necesario que se atienda a la problemática que sufrirán sus trabajadores, para los que deberían preverse actuaciones tendentes a agilizar ayudas para su reincorporación al mercado de trabajo, con ayudas específicas para su formación, reciclaje y recolocación, así como agilizar las ayudas extraordinarias acordes con su situación”.
   Vicente Casanova ha concluido que “hay un Consell que no gestiona, habla mucho pero no trabaja, no ejecuta su presupuesto y no saca adelante las cosas. Hay una pasividad desesperante para los ciudadanos”.

Compartir