El GPP denuncia que Marzà retira las ayudas directas a libros de texto para alumnos vulnerables

El GPP denuncia que Marzà retira las ayudas directas a libros de texto para alumnos vulnerables
Icono fecha
16-06-2017

o La Portavoz de Educación, Beatriz Gascó, exige una rectificación a Marzà y que “se vuelva a conceder el cien por cien de las ayudas a material escolar a estas familias necesitadas de centros CAES”


16. junio. 2017.- La portavoz de Educación del Grupo Popular en Les Corts, Beatriz Gascó, ha denunciado “la retirada de las ayudas directas de libros de texto a los alumnos de centros CAES” y ha exigido a Marzà que “reconsidere esta decisión, que se revierta la situación anterior y se vuelvan a conceder el cien por cien de las ayudas de material escolar a estas familias necesitadas”.

   Gascó ha indicado que “una nueva prueba de que el Titànic no está al lado de las personas más vulnerables es que Marzà ha retirado las ayudas de libros de texto que se concedían de forma directa a todas las familias que acudían a centros CAES, que son centros educativos de atención singular con alumnos que presentan una compleja situación social”.

   La diputada popular ha explicado que “se trata de centros educativos que tienen una complicada gestión del día a día, con alumnado de familias pertenecientes a minorías étnicas, colectivos de inmigrantes o que presentan graves situaciones socieconómicas. A estos colectivos vulnerables Marzà les retira para el próximo curso el cien por cien del coste del material escolar que percibían hasta ahora y pretenden que estas familias presenten la documentación para acudir a la convocatoria ordinaria de ayudas a libros de texto. Ahora hay miles de alumnos matriculados en CAES que tendrán que ir a una convocatoria ordinaria, con lo que ello conlleva de papeleo y con la exigencia de rellenar documentos a familias que presentan dificultades. No pueden dejar de percibir el material escolar porque carecen de recursos”.

   Beatriz Gascó ha manifestado que “estamos cansados de frases propagandísticas de Puig y Oltra, que quedan muy bien en la teoría pero cuando más las pronuncian menos son capaces de ponerlas en practican. Ayer mismo, escuchamos decir a Puig la sesión de control en Les Corts “gobiernan desde la humildad para los más humildes”, cuando la realidad demuestra todo lo contrario”. 

   Beatriz Gascó ha recordado que “el Consell ahora recibe 2.100 millones de euros más en ingresos que en 2015, además de 851 euros del fondo de liquidez y 300 millones de euros en inversiones previstas en los presupuestos de GVA que no han sido ejecutados y, sin embargo, no tiene dinero y retira ayudas a los más necesitados. Eso sí, no hay problema en cuadriplicar el presupuesto para Escola Valenciana, incrementar los liberados sindicales, aumentar los asesores de la señora Oltra o abrir una televisión. La prioridad deberían ser esas familias que, al final, son los más vulnerables de la Comunitat Valenciana”.

   Gascó ha advertido que “si en el mes de julio no se ha revertido esta decisión, desde el PP emprenderemos acciones de protesta. No se trata de una reivindicación aislada sino que nos hacemos eco del sentir de muchas familias y equipos directivos que han contactado con nosotros para trasladarnos la indefensión que padecen y los problemas que se van a ocasionar a muchos de estos alumnos si no reciben toda la ayuda”.

   Beatriz Gascó ha advertido que “cambiar el procedimiento supondrá que la inmensa mayoría de las familias afectadas no opten a ningún tipo de ayuda que pueda dar la administración. Hablamos de colectivos vulnerables en los que la administración debe actuar y tutelar para garantizar que reciban una educación”. 

   Según la diputada popular, “es precisamente en estos colectivos donde la administración tiene que multiplicar sus esfuerzos para que la igualdad de oportunidades sea una realidad”.

   “Con esta medida –ha proseguido- se demuestra el postureo de este Consell que llena la boca hablando de igualdad, utilizándolo solo como una frase bonita o un mantra pero que, a la hora de la verdad, no tienen ningún problema ni remordimiento en dejar a los alumnos más necesitados sin los libros de texto”.

   Por último, la representante popular ha manifestado que “Marzà demuestra un desconocimiento absoluto de la comunidad educativa y lo que suponen estos centros. Está tan empecinado en imponer cuestiones como el catalanismo o un modelo único en la enseñanza que se olvida de las cosas importantes y eso no lo vamos a consentir”.

Compartir