El GPP pedirá que Climent explique en Les Corts la destitución de un perito que denunció presiones en el caso del accidente del metro

El GPP pedirá que Climent explique en Les Corts la destitución de un perito que denunció presiones en el caso del accidente del metro
Icono fecha
21-10-2016

• “La denuncia del directivo del Invassat es muy grave. De confirmarse estas presiones y posterior castigo estaríamos ante un delito”, señala Rubén Ibáñez
• “Queremos saber si el Gobierno del cambio era esto, presionar a empleados, ningunear a funcionarios, culpar a todo el mundo de los problemas menos asumir responsabilidades”

21. oct. 2016.- El Grupo Parlamentario Popular pedirá la comparecencia urgente del conseller de Economía, Rafael Climent, en Les Corts para que explique la destitución de un directivo del Instituto Valenciano de Seguridad y Salud en el Trabajo (Invassat) que denunció presiones mientras redactaba un informe sobre la nueva investigación del accidente del metro de Valencia que se realizó este año.

   Así lo ha anunciado el diputado Rubén Ibáñez, que fue miembro de la comisión de investigación del accidente –ya concluida-. El parlamentario ha señalado que la denuncia de este directivo “es muy grave. De confirmarse estas presiones y el posterior castigo en forma de relevo de su puesto por estos motivos estaríamos ante un delito”. En ese sentido, Ibáñez ha recordado que “las presiones, intimidación o intento de que se modifique una actuación procesal a un perito están recogidas en el Código Penal y son castigadas incluso con pena de prisión de uno a cuatro años y multa de seis a veinticuatro meses”. Ibáñez ha manifestado que el GPP también solicitará la comparecencia de este exdirectivo del Invassat en Les Corts.

   El diputado ha manifestado que Climent –el Invassat depende de la Conselleria de Economía que dirige- “debe venir a Les Corts cuanto antes para explicar qué ha pasado. Estamos hablando de un tema muy serio, en tanto que el técnico ha manifestado que recibió presiones desde  la Generalitat y fue destituido una semana después de presentar las conclusiones en las que decía que FGV cumplía la normativa en materia de prevención de riesgos laborales cuando ocurrió el accidente de 2006”.

   “Queremos saber si el Gobierno del cambio era esto, presionar a empleados, ningunear a funcionarios, adaptar la realidad a lo que ellos quieren y si no es así tomar medidas, culpar a todo el mundo de los problemas menos asumir responsabilidades y dar soluciones. Cada día está más claro que este Consell está agotado e incapacitado para gobernar”, ha indicado. 

Compartir