El GPP pide a Les Corts que elimine las barreras arquitectónicas del hemiciclo

El GPP pide a Les Corts que elimine las barreras arquitectónicas del hemiciclo
Icono fecha
26-12-2016

 

  • La diputada Marta Gallén lamenta que cursara una solicitud a la Mesa de Les Corts hace tres meses y no haya obtenido respuesta
  • Recuerda que en los últimos meses se ha acordado la renovación de equipamiento y mobiliario de la Cámara, como el sistema de votación y sillones
  • El hemiciclo cuenta con una rampa de acceso a la tribuna, pero para llegar a ella hay que pasar escalones

26. dic. 2016.- La diputada del Grupo Parlamentario Popular en Les Corts Marta Gallén, ha lamentado hoy que la institución no haya respondido aún a una solicitud realizada el pasado 27 de septiembre en la que se instaba a suprimir “las barreras arquitectónicas existentes en el hemiciclo y ante tal fin a habilitar el crédito necesario para ello”.

   Gallén ha señalado que el hemiciclo “no está habilitado para el acceso de personas con limitaciones de movilidad y requiere que se adapte a las determinaciones de la Ley 1/1998, de 5 de mayo, de la Generalitat Valenciana, de accesibilidad y supresión de barreras arquitectónicas, urbanísticas y de comunicación, de forma que se permita el acceso sin discriminación alguna a todos los ciudadanos de nuestra Comunitat”.

   La diputada popular ha recordado que en los últimos meses se ha acordado la renovación de diferente equipamiento y mobiliario de Les Corts, como el sistema de votaciones que ha costado en torno a los 400.000 euros, y también está previsto el cambio de los escaños de los diputados, con un coste estimado de 330.000 euros.

   “Creemos que solucionar las barreras arquitectónicas es una cuestión importante que debe también estar incluida entre las previsiones de renovación y obras de la Cámara”, ha insistido la diputada, que ha lamentado que a fecha de hoy no haya recibido ninguna respuesta al respecto. Gallén ha recordado que si bien el hemiciclo sí cuenta con una rampa de acceso a la tribuna para llegar hasta ella hay que pasar por escalones. “Sería una obra mínima que no costaría una inversión demasiado elevada y que en cambio favorecería el acceso de personas con movilidad reducida”, ha manifestado.

 

Compartir