El GPP presentará un Manifiesto para que la recaudación de la Generalitat se destine a inversiones en las tres provincias según la población

El GPP presentará un Manifiesto para que la recaudación de la Generalitat se destine a inversiones en las tres provincias según la población
Icono fecha
31-10-2017

31 octubre 2017.- La presidenta del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Isabel Bonig, ha anunciado hoy que el GPP presentará en Les Corts un Manifiesto para pedir al Consell que con los recursos propios que ingresa vía recaudación y que “pagamos todos los valencianos”, se realicen inversiones en las tres provincias aplicando el criterio poblacional porque hasta ahora “todas las inversiones las ha realizado el Gobierno de España”.

 

   La presidenta del PPCV se ha referido de esta manera en la rueda de prensa junto al portavoz del PP en el Ayuntamiento de Valencia, Eusebio Monzó en la que ha señalado que “no se puede reclamar inversiones a Madrid y luego en tu tierra hacer lo contrario”. “Puig y Oltra están haciendo dejación autonómica de funciones”, ha señalado.

 

   Así, Bonig ha recordado que el Gobierno de PSPV y Compromís ha recibido este año del Gobierno central 2.800 millones de euros de más y sin embargo las inversiones solo se han ejecutado en un 23%, es decir de 649 millones planificados solo se han realizado 149 millones de euros lo que significa que hay 500 que Puig y Oltra “no han ejecutado”.

 

    “¿Para qué quieren más dinero si el que tienen no lo ejecutan?” No ejecutan porque están en el lamento permanente y en el Madrid nos roba”.

 

    Para Bonig, mantener a Puig en el sillón de la Generalitat “les está costando mucho a los ciudadanos de la ciudad de Valencia” porque “se ha convertido en la moneda de cambio”.

 

   En esta línea, ha explicado que el PSPV se ha plegado a Compromís en la ciudad con la V-21 y ha señalado que la tramitación uno de los accesos principales de Valencia ha costado diez años y “después de años de declaraciones de impacto, de exposiciones públicas, de alegaciones sin que nadie diga nada” ahora “se descuelgan con una moción que es inadmisible y patética”.

 

    En este punto ha recordado que el Grupo Compromís en el Congreso presentó incluso una enmienda a los PGE para reclamar inversiones para esta obra y ahora que el Gobierno destina la inversión “piden que se paralice”. “Cuando en el 2013, o 2014 o 2015 se expuso al público, ¿no se dieron cuenta que había huerta?”, ha denunciado. “No se puede ser tan irresponsable gobernando en la tercera ciudad de España”.

 

   Por ello, ha anunciado que el PP va a exigir a PSPV, Compromís y Podemos que “sigan adelante con el proyecto de la V21 porque si no nos enfrentamos años de atasco” y solicitará al Ministerio que “por el bien de Valencia continúe con la obra”.

 

   La presidenta del PPCV ha afeado al PSPV su silencio: “no es posible que Sandra Goméz y todo el PPSV no salga en cascada a llamarle la atención a Podemos y Compromís porque le está entregando el PSPV a Compromís y esto se reflejará en las urnas”.

 

  Respecto al proyecto del Cabanyal, Bonig ha señalado que todas las grandes obras las hizo el PP, “Puig visitó el Cabañal como si fuera el renacimiento y la realidad es que los vecinos ya saben que les han fallado”. “No sabemos nada de la Universidad Europea que quería instalarse en el Cabañal y no es creíble que en pleno siglo XXI Puig y Oltra digan no a la iniciativa privada”. Al igual que han hecho, ha recordado, con Puerto Mediterráneo o Ikea Alicante.   

 

   “Tenemos dinero para incrementar el número de asesores del ayuntamiento de Valencia y para multiplicar el fraccionamiento de contratos pero no tenemos 11 millones para acabar el parking de Brujas”, ha denunciado.

 

Inseguridad jurídica

 

   Este “sectarismo” se traslada también al Parque Central, una actitud que genera “inseguridad jurídica, que de la misma manera que ha hecho que en Cataluña las empresas huyan, aquí está haciendo que los inversores no vengan por las trabas y la inseguridad jurídica”.

 

   En este contexto, ha recordado las obras de la Comunitat que paralizó Zapatero “sin que Compromís, PSPV o Podemos dijeran nada”, y ha mencionado inversiones del Gobierno como el acceso al aeropuerto de Alicante, la N-232 en el Puerto de Querol históricamente reclamada por Puig, algo que ahora se le olvida porque ni asistió”, el tercer carril de la A7, el tercer carril de la V-21 o la variante de Benissa “a la que tampoco acudió nadie”, la variante de Sueca-Favara o el tercer carril Chiva-Buñol entre otras muchas obras.  

 

    Por su parte, el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Valencia, Eusebio Monzó, ha denunciado que el Consell haya reducido las inversiones en Valencia, fundamentalmente en servicios sociales, y ha reclamado que los Presupuestos de la Generalitat “incluya más inversiones para la ciudad”.

 

    Monzó ha recordado que actualmente de los 145 millones de euros de inversión solo se ha ejecutado 35, un 24% y se han paralizado 1.200 licencias de actividad. “Si la inversión pública está paralizada y la privada no se ejecuta porque se ahuyenta, es difícil generar empleo”.

 

   Respecto a la V-21, Monzó ha puesto sobre la mesa la sorpresa de los valencianos ante el “silencio cómplice” del PSPV que “tarde o temprano tendrá que decir algo”. Además, ha denunciado que Ciudadanos hiciera gala de su ambigüedad y se abstuviera en la defensa de una infraestructura que supondrán 30 millones y 450 empleos.

 

    Así, ha desvelado que Valencia en Comu mientras rechaza la V21 y rechaza el crecimiento, poniendo como excusa la protección de la huerta, revalidara el PGOU en el que se recalifican  600.000 de metros cuadrados en La Punta.

Compartir