El Grupo Popular enmienda a la totalidad los PGV 2018 por ser “ficticios, irreales, inviables y poco fiables”

El Grupo Popular enmienda a la totalidad los PGV 2018 por ser “ficticios, irreales, inviables y poco fiables”
Icono fecha
08-11-2017

·       Subraya que el peso relativo del gasto social sobre el conjunto del presupuesto ha ido disminuyendo y es inferior al de 2015, lo que supone un retroceso en las políticas sociales y servicios públicos

·       “Estos presupuestos engordan la administración, aumentan el gasto del sector público y la previsión de crear nuevas agencias”

 

08. nov 2017.- El Grupo Parlamentario Popular ha registrado hoy en Les Corts la enmienda a la totalidad a los Presupuestos de la Generalitat de 2018, al considerar que se trata de unas cuentas “ficticias, irreales, inviables y poco fiables”.

   El portavoz de Economía del GPP, Rubén Ibáñez, ha señalado que estos presupuestos “no solucionan los problemas de los valencianos, tan solo los del Gobierno de Puig y Oltra”, razón por la que se pide la devolución del Proyecto de Ley al Consell.

   En la enmienda se recuerda que por tercer año consecutivo el Consell ha vuelto a incluir una partida de ingresos ficticia en los presupuestos, que asciende a 1.325 millones de euros, “cantidad que todos los ejercicios, una vez ha sido aprobado el Presupuesto, es eliminada, lo que supone un claro engaño a los valencianos”.

   Ibáñez ha subrayado que el proyecto de Presupuestos “tiene numerosas carencias y es deficiente en tanto que el peso relativo del gasto social sobre el conjunto del presupuesto ha ido disminuyendo y es inferior al del Presupuesto de 2015, lo que supone un retroceso en las políticas sociales y servicios públicos”. Además, en la enmienda se pone de manifiesto que las cuentas “no fomentan la creación de empleo, ni la competitividad de la economía, pero en cambio suben el gasto en asesores y altos cargos del Consell”.

   El portavoz de Economía ha manifestado que es “imposible” apoyar estos Presupuestos, “en los que hay un engorde de la administración, un aumento del gasto del sector público y la previsión de crear nuevas agencias o convertir Presidencia en una inmobiliaria al comprar suelo”.

Compartir