El Grupo Popular presenta enmiendas para evitar el sectarismo del Consell en las ayudas a la industrialización para 2017

El Grupo Popular presenta enmiendas para evitar el sectarismo del Consell en las ayudas a la industrialización para 2017
Icono fecha
21-11-2016

•El Portavoz de Industria del GPP, Vicente Casanova, señala que los presupuestos 2017 “dejan entrever el sectarismo del Consell, dejando sin subvenciones a importantes sectores productivos y a gran parte de las comarcas”
•“Las enmiendas introducen igualdad para todos los territorios y equidad, dando oportunidades a todos los sectores y a todas las comarcas”

21. noviembre. 2016.- El Grupo Parlamentario Popular en Les Corts ha presentado enmiendas a los Presupuestos de 2017 “para que las ayudas a la industrialización no dejen fuera a territorios y sectores como pretende el Consell”.
 
    Así lo ha anunciado el portavoz de Industria del Grupo Popular, Vicente Casanova, quien ha explicado que “los Presupuestos de la Generalitat de 2017 incluyen una serie de ayudas solo a determinados sectores y comarcas que han generado malestar por el reparto arbitrario de estas partidas que, en teoría, quieren promover el apoyo a la industria de nuestra Comunidad, pero que en realidad dejan entrever el sectarismo del Consell, dejando fuera de sus subvenciones a importantes sectores productivos y a gran parte de las comarcas de nuestro territorio, sin aportar justificación o criterios para ello”.
 
    El portavoz popular ha indicado que “con las enmiendas se pretende corregir el agravio comparativo de Climent, para hacer una distribución más ecuánime que incluya a todas las demarcaciones y que dé posibilidades de optar a estas ayudas a otros sectores productivos y a otras comarcas de la Comunidad”.
 
Ayudas a la industrialización de comarcas
 
    Las enmiendas a las ayudas a la industrialización de comarcas recogen las cuatro líneas específicas para comarcas concretas que propone la Conselleria (Els Ports y Alt Maestrat, la Safor, Vega Baixa y comarcas centrales) pero reduciendo las cantidades a 1 millón de euros para cada comarca y añade una nueva partida “Ayudas a la industrialización de la CV”, a la que podrían optar, en régimen de concurrencia competitiva, es decir, en base a la viabilidad, necesidad e idoneidad de los proyectos que presenten “entidades sin ánimo de lucro y/o Ayuntamientos” de cualquier comarca de la Comunidad, por un importe total de 4.950.000 €. De esta forma, todas las comarcas podrían tener también oportunidades de optar con sus proyectos a la mejora de los polígonos de sus áreas, sin exclusivismos injustificados e injustificables. Además se incluye otra enmienda “nominativa” para la reindustrialización de la comarca Camp de Morvedre también por un millón de euros por la especial problemática de esta comarca”.
 
    Casanova ha explicado que “de este modo las enmiendas seguirían dotando de cantidades más que significativas para las 4 comarcas “agraciadas”, añadiendo el Camp de Morvedre, y abriría las mismas oportunidades a otras comarcas de nuestra Comunidad, en base a la idoneidad y necesidad de sus proyectos”.
 
Ayuda a a los sectores productivos
 
    Por otra parte, Vicente Casanova también ha anunciado la presentación de enmiendas para mejorar las ayudas a algunos sectores productivos evitando la arbitrariedad y, sobre todo, para no dejar fuera de estas ayudas -como hace Climent- a importantes sectores que contribuyen al PIB de nuestra Comunidad y, con ello, a crear riqueza y empleo en nuestra tierra”.
 
    El diputado popular ha indicado que “Climent solo recoge ayudas nominativas para el sector del calzado, el cerámico y el del metal-mecánico. Y, además, se crea una línea genérica, que hemos de entender que sería la destinada al conjunto de la totalidad de los restantes sectores, con una ínfima e insuficiente dotación total de 800.000 €. Es decir, que los importantes sectores del textil, del mármol, del juguete, del mueble o de la industria agroalimentaria, todas ellos de gran implantación en nuestra Comunidad, se quedarían con solo 800.000 € para el conjunto de todos ellos, lo cual, una vez, más, es una clara discriminación y desprecio a una parte muy importante y significativa de nuestro tejido industrial”.
   

Las enmiendas del GPP apuestan de forma más equitativa por el tejido industrial valenciano, sin exclusiones. Se propone línea para el calzado y el sector metal-mecánico como está actualmente (1.450.000 euros cada uno), a la cerámica (2 millones de euros con 550.000 euros más) y nuevas líneas de medio millón de euros para los sectores textil, mármol, juguete, mueble y agro-alimentario, y para los sectores industriales restantes, como estaba con 800.000 euros. De este modo se incluyen todos los sectores industriales con cantidades que puedan realmente ayudarles a su modernización y sostenibilidad”.
   

El diputado popular ha explicado que “las propuestas presentadas por el Grupo Popular pretenden abrir la opción a todos, sectores y territorios, para asignar las ayudas a aquellos proyectos que, estén donde estén, justifiquen su necesidad, viabilidad e, incluso, oportunidad. Serán las bases de la convocatoria las que establezcan los criterios para la baremación, valoración y asignación competitiva de las ayudas”.
   

“Con estas iniciativas se pretende acabar con el comportamiento sectario y arbitrario del conseller Climent, y con nuestras enmiendas pretendemos introducir igualdad para todos los territorios y equidad en su concesión, eliminando las asignaciones directas y dando oportunidades a todos los sectores y a todas las comarcas de nuestra Comunidad”, ha concluido.
 

Compartir