El PPCV pide a Oltra “altura de miras” para respaldar el Pacto de Estado contra la Violencia de género

El PPCV pide a Oltra “altura de miras” para respaldar el Pacto de Estado contra la Violencia de género
Icono fecha
01-08-2017

• El Pacto plantea la posibilidad de que la denuncia “no sea la única salida al maltrato, y que las mujeres con y sin denuncia puedan ser atendidas”
• Elena Bastidas, Susana Camarero, y Blanca Garrigues pide mayor implicación real del Consell
• La diputada Blanca Garrigues critica que el Consell destine “cero euros” a este tipo de violencia y que Oltra no vaya a las Cortes a hablar de menores ni de violencia de género pero “si vaya para subirse el sueldo”

01, agosto 2017.- La senadora del Partido Popular de la Comunidad Valenciana, Susana Camarero, ha pedido al Consell y, en concreto a la vicepresidenta Mónica Oltra “altura de miras” para apoyar el consenso alcanzado en la elaboración del Pacto de Estado contra la Violencia de Género cuando sean convocadas las CC.AA para su aprobación definitiva. 

   Así lo ha explicado en una rueda junto con Elena Bastidas y Blanca Garrigues. Camarero ha recordado que Oltra “se ha puesto estupenda pidiendo al Gobierno más de 100 millones en la lucha contra la violencia de género y el Gobierno de España le ha dicho que no pondrá 100 sino 1.000 millones para atajar esta lacra”. Por ello, ha señalado que espera que se ponga “igual de estupenda” cuando el Gobierno la convoque a la Conferencia sectoriales y “le pida que respalde las medidas que hemos trasladado las fuerzas políticas”.

   Susana Camarero se ha expresado en estos términos en la rueda de prensa ofrecida hoy para valorar el Pacto de Estado contra la Violencia de Género junto a la diputada nacional, Elena Bastidas y la diputada autonómica, Blanca Garriges, un pacto que han coincidido en tildar de “histórico” porque marca “un antes y un después contra la violencia de género”.

   Así, ha recordado que este tipo de violencia ha dejado más de 900 víctimas en los últimos años y este acuerdo supone volver al consenso alcanzado hace 12 años nos dimos con la ley Integral contra la violencia de género. “Al lado de las víctimas y enfrente de los maltratadores”.

   En este sentido, ha señalado que las medidas se dirigen a toda la estructura que afecta a la violencia de género de manera que hay medidas en materia Sanitaria como protocolos para jóvenes, en Educación “uno de los ejes transversales” para avanzar en esta lucha, en la formación de los operadores jurídicos o en los medios de comunicación, medidas en los recursos municipales para las víctimas, medidas para realizar un mapa que permita analizar la situación de cada CC.AA, nuevos protocolos de casas de acogida.
 
   Asímismo, el pacto propone una mayor coordinación nacional regional y local, una encuestas de evaluación y medidas específicas para sectores que “más nos preocupan como menores o mujeres del mundo rural, mayores, con discapacidad por su doble discriminación, mujeres migradas y gitanas y medidas para otras violencias como las victimas de tratas, de matrimonio forzados o de mutilación femenina”.

   Camarero ha destacado como novedad la posibilidad de que la denuncia “no sea la única salida al maltrato, que las mujeres con y sin denuncia puedan ser atendidas, que tengan asistencia jurídica, psicológica y protección necesaria” y las ayudas que requieren. Para ello, se ha pedido una modificación de la ley de manera que, además de la orden protección, los informes de los servicios sociales y sanitarios o cualquier otro informe que determinen las CC.AA permita a la víctima poder obtener y acceder a las ayudas”.

    El acuerdo también plantea una guía para educadores para que los menores aprendan a utilizar correctamente las redes sociales además de medidas destinadas a los hombres y menores maltratadores para que puedan tener una rehabilitación.

“Cero euros del Consell para violencia de género”

  Por su parte, la diputada autonómica del PPCV, Blanca Garrigues ha criticado que frente a la apuesta del Gobierno central de invertir más de 1.000 millones de euros, el Consell destine “cero euros a la violencia de género” y que la vicepresidenta, no vaya a las Cortes a hablar de menores, ni de Dependencia ni de violencia de género pero “si vaya para subirse el sueldo”.

   En este sentido, Garrigues ha pedido a Oltra que “tome como ejemplo la capacidad de consenso del Gobierno que dota de contenido económico sus medidas, justo lo contrario del Consell cuyo presupuesto es nulo”. Así, ha señalado que después de alcanzar en la Comunitat un pacto y un dictamen “vemos que no hay ni una sola medida presupuestada” por lo que ha añadido que el PP va a velar para que esas medidas se cumplan y no queden en papel mojado. Es necesario que se pongan a trabajar y tomen nota del Gobierno de España y hagan un presupuesto acorde al incremento de victimas en la Comunitat”.

   Por su parte, la diputada en el Congreso Elena Bastidas, se ha mostrado orgullosa por haber formado parte de la comisión parlamentaria de Igualdad que ha sacado adelante este pacto sin precedentes con el que se ha dado un paso cualitativo y cuantitativo para erradicar la lacra de la violencia de género. Tras seis meses de trabajo y comparecencia de 66 expertos, se ha podido trasladar un conjunto de 200 medidas que una vez aprobadas, se remitirán al Gobierno para que en dos meses se pueda suscribir”.

“Prioridad política”

   Bastidas ha explicado que “hay una prioridad política en este tema y un compromiso económico del Gobierno de España porque hay que erradicar esta plaga: solo en el último semestre han sido asesinadas 32 mujeres, cinco más que en el mismo período anterior y seis menores. Las instituciones políticas tienen que jugar un partido especial para hacer socialmente que el pacto se convierta en una auténtica prioridad política y social. Prioridad de todos los demócratas para luchar de manera conjunta”.

   Por último, la diputada popular ha señalado que “el liderazgo del PP en esta materia se ha podido visualizar en el compromiso de forma transversal de siete ministerios y del Observatorio contra la violencia de la mujer. Además, el compromiso económico se traduce en 1.000 millones de euros en coordinación con las CCAA y la FEMP”.

 

Compartir