Elisa Díaz alerta de la subida del precio de agua, refrescos y zumos por el sistema de reciclaje que quiere imponer el Consell

Elisa Díaz alerta de la subida del precio de agua, refrescos y zumos por el sistema de reciclaje que quiere imponer el Consell
Icono fecha
08-06-2016

• La diputada explica que el sistema que promueve el Consell “implica un porcentaje tan bajo de residuos, menos del uno por ciento, que el anuncio de su implantación parece ser una cortina de humo ante su falta de gestión de residuos”
• “Con el SDDR ni va a haber mayor reciclaje, ni más empleo, y sí mayores precios, un daño a los bolsillos de los consumidores, además de ser un sistema con el que se contamina más”


8. junio. 2016.- La portavoz de Medio Ambiente del GPP en Les Corts, Elisa Díaz, ha alertado hoy de la subida del precio en la Comunitat Valenciana de agua, zumos, refrescos y cervezas como consecuencia del nuevo sistema de reciclaje que quiere imponer el Consell y que encarecerá los envases.

   Díaz ha afirmado que la Conselleria de Medio Ambiente “se empeña en implantar un nuevo sistema de reciclaje en la Comunitat, el denominado SDDR -Sistema de Depósito, Devolución y Retorno-, y lo anuncia como una gran medida de gestión de residuos. Sin embargo, este sistema implica un porcentaje tan bajo de residuos, menos del uno por ciento, que el anuncio de su implantación parece ser una cortina de humo ante el problema real de residuos que la Consellería no aborda”.

   “Este sistema ni es más ecológico ni más eficaz ni puede ir solo, ya que debe ir acompañado del mecanismo que hoy por hoy está en práctica y con el que cada año en España se consigue reciclar más”, ha señalado la diputada. “El de hoy es un sistema con un alto grado de conocimiento por parte de los ciudadanos, que cada vez participan más, un sistema que está demostrando ser cada vez más eficiente en el reciclaje, un sistema que no hace distinción de envases ni del estado en el que se encuentren los mismos”, ha señalado. “Sin embargo el SDDR es toda una incógnita, un desconcierto, un despropósito de la Conselleria, de un coste que lo hace del todo inviable, pero claro, no será a costa de la Administración, el elevadísimo coste que supone el SDDR se repercutirá directamente en las personas, las mismas que el Consell venía a rescatar”, ha afirmado.

   Durante su intervención la diputada ha utilizado una caja de cartón dividida en dos partes –una que representaba el nuevo sistema y la otra el tradicional contenedor amarillo- para representar el bajo porcentaje de envases que podrán ir al SDDR. “Este sistema, diga lo que diga la Conselleria, no supone reutilización, ya que al final todos los envases irán a parar a la misma planta de reciclaje. Además, con el SDDR se hace una selección de envases y no todos valen, solo algunos, y además esos que sí valen deben estar en perfecto estado”, ha explicado.

   “El Consell dice que de esta forma se incentivará a las personas a reciclar más porque se les pagará por los envases devueltos, pero no es cierto, no dicen que los precios de esos productos van a subir, que los ciudadanos van a tener que pagar más por esos productos, pero que no siempre se les devolverá el dinero, solo si se entregan los residuos de envases en perfecto estado a un comerciante”. En ese sentido, Elisa Díaz se ha preguntado “cómo se puede vigilar que nuestros hijos lleguen a casa con la botella de agua o el envase de zumo en perfecto estado tras consumirlo” o “de qué forma se va a controlar que no se despeguen o rompan las etiquetas”.

   “Con el SDDR ni va a haber mayor reciclaje, ni más empleo, y sí mayores precios, un daño a los bolsillos de los consumidores, además de ser un sistema con el que se contamina más puesto que las emisiones de CO2 son mayores”, ha añadido.

Compartir