Elisa Díaz: “El Gobierno de España vela por el cumplimiento de la legalidad ante una Ley de Vivienda que el Botànic sabía que no iba a poder aplicar”

Elisa Díaz: “El Gobierno de España vela por el cumplimiento de la legalidad ante una Ley de Vivienda que el Botànic sabía que no iba a poder aplicar”
Icono fecha
04-11-2017

·      “Nada impide al Consell que facilite viviendas a quien lo necesita, ni que en lugar de destinar 100 millones a una televisión destine ese dinero para ampliar el parque público de vivienda”

·      “El Consell ha jugado con un tema extremadamente sensible y con el que ha mentido a un colectivo vulnerable”

·       Sobre la Ley de pobreza energética, recuerda que se presentó como proposición de Ley, evitando así informes y dictámenes

 

04. nov. 2017- La portavoz de Vivienda del Grupo Parlamentario Popular en Les Corts, Elisa Díaz, ha afirmado hoy que el Gobierno de España “vela por el cumplimiento de la legalidad ante una Ley de Vivienda que el Consell de Puig y Oltra sabía que no iba a poder aplicar”. 

   Elisa Díaz se ha pronunciado así tras la decisión del Gobierno de España de recurrir artículos de las leyes de función social de la vivienda y de pobreza energética de la Generalitat. “En ambos casos la competencia es de carácter estatal y por tanto la comunidad autónoma no puede arrogarse esas competencias”. 

   “El Botànic –ha continuado la diputada popular- se echa las manos a la cabeza, pero aquí no se ha producido ningún error, sino que eran muy conscientes de lo que hacían. La propia consellera Salvador ha manifestado por activa y por pasiva que la competencia para legislar al respecto la tiene el Gobierno de España, y aun así sacó un intento de ley que sabía que no podía ejecutarse”. “El Consell, y los grupos que respaldan al Botànic sabían desde el primer momento que aprobaban una ley que no iban a poder aplicar, y ese era su objetivo por dos motivos: por un lado contentar a un colectivo vulnerable al que mintió y por otro lado echar la culpa al PP, como hace con todo. Han jugado con un tema extremadamente sensible y si hubieran hecho bien las cosas esto no pasaría”, ha añadido. 

   “Nada ni nadie impide al Consell que facilite viviendas a quien lo necesita. Lo que sí hace el Gobierno de España es controlar que se haga dentro de la legalidad y no atacando derechos fundamentales”, ha manifestado Díaz. “Nada impide al Consell que en lugar de gastarse 100 millones de euros en una televisión invierta ese dinero en la compra y adecuación de viviendas con las que ampliar el parque público y que se adjudiquen a quien lo necesite. Nada impide que lo que destina el Consell a Memoria Histórica lo invierta en ayudas para alquiler o para pagar hipotecas para las personas en situación de riesgo de perder una vivienda. Nada impide al Consell decidir no ampliar la administración pública con más agencias de colocación y destinar ese dinero a planes de empleo para personas en riesgo de perder sus viviendas”, ha señalado la diputada.

   Elisa Díaz ha recordado que el Gobierno de España “ha conseguido suspender más de 24.000 desahucios, más de 45.000 reestructuraciones de deuda, más de 7.000 daciones en pago, más de 9.000 contratos de alquiler del Fondo Social de Vivienda, y eso con leyes aprobadas por el Gobierno de Rajoy, consciente de que, aunque hemos conseguido dar un giro de 180 grados a la situación que venía arrastrándose de las leyes de Zapatero de desahucios exprés, sigue habiendo desahucios y necesidad de vivienda”.

 

Negaron el acuerdo en comisión bilateral

 

“Por ello –ha continuado- el Consell del Titànic debe poner de su parte, algo que lleva tres presupuestos demostrando que no hace. Lo que el Consell destina a vivienda dista mucho de poder calificar sus políticas de vivienda como una prioridad, más bien todo lo contrario. Sin ir más lejos, en la prórroga en 2017 del Plan de Vivienda 2012-2016 del Estado, de cada 10 euros para rehabilitación de viviendas, 8 los pone el Estado, y las ayudas de alquiler las pone íntegramente el Estado, el 100%”. “Mientras, el Consell se dedica a criticar al único Gobierno que sí hace políticas reales de vivienda, que rescata a las personas, y no las hunde como hace el Titànic”. 

   Elisa Díaz ha recordado, asimismo, que “la primera persona que expuso la imposibilidad de llegar a cualquier acuerdo en la comisión bilateral fue la Directora General de Vivienda, así que es imposible que la Consellera esperara una propuesta de acuerdo que ya había negado. Son expertos en dar la vuelta a las situaciones, pero con sus acciones quedan más que retratados”. 

   “La consellera falta a la verdad cuando dice que el Gobierno de España no legisla. Lo hizo, y ha flexibilizado la ley de segunda oportunidad una vez ha mejorado la situación económica de España para que llegue a más personas, tal y como se comprometió. Salvador da datos absurdos que relaciona a su inútil ley cuando EIGE lleva años atendiendo a las personas necesitadas de una vivienda. Lo que ha hecho es crear confusión duplicando listas de espera de personas que han solicitado una vivienda, y habla de mediar en 43 desahucios sin mencionar cuántos ha conseguido suspender, que en cualquier caso se suspenden en aplicación de la normativa estatal al efecto”, ha criticado la portavoz de Vivienda.

    Asimismo, la diputada popular se ha referido a las declaraciones del socialista Mata, y ha señalado que “cumplir con la Constitución Española no debe ser un esfuerzo. Es nuestra Carta Magna y está para cumplirla precisamente por ser la norma más proteccionista de los derechos fundamentales de todas las personas. Ni el Consell ni nadie puede saltarse a la torera la Constitución”, ha afirmado.

   Por otro lado, Elisa Díaz se ha referido también al recurso sobre la ley de pobreza energética, “que se presentó como proposición de Ley, evitando así informes y dictámenes”. “Desde el PPCV ya advertimos de que había aspectos de dudosa constitucionalidad, pero es que además luego el Botànic presupuesta con cero euros esta partida. Desde el PPCV pedimos que se informara por los servicios jurídicos de Les Corts y los grupos que sustentan el Botànic se negaron”.

Compartir