Eva Ortiz denuncia que el Consell subirá la presión fiscal de los valencianos un 8,5% en 2017

Eva Ortiz denuncia que el Consell subirá la presión fiscal de los valencianos un 8,5% en 2017
Icono fecha
02-12-2016

• La Portavoz Adjunta señala que el GPP pretende evitar que se suban los impuestos y tasas a los valencianos”
• “El Consell quiere que se supriman controles para hacer más opaca su gestión”
• “Pretenden usar la ley de acompañamiento como parapeto para tomar decisiones perjudiciales para los valencianos que no se atreven a tomar directamente”

02. diciembre. 2016.- La Portavoz Adjunta del Grupo Parlamentario Popular en Les Corts, Eva Ortiz, ha señalado que “el Consell subirá en 2017 la presión fiscal de los valencianos un 8,5% más, 167 euros, que en el ultimo año de gobierno del PP”.

   Esta mañana se han debatido en Les Corts las enmiendas parciales al Proyecto de Ley de Medidas Fiscales, de Gestión Administrativa y Financiera y de Organización de la Generalitat. El objetivo de las 102 enmiendas del Grupo Popular es “paliar los efectos negativos de la consumada política de subida masiva de impuestos a los valencianos para pagar los despilfarros y subidas de sueldo de este Consell”.
   Eva Ortiz ha explicado que “este Consell pretende aumentar el impuesto especial sobre determinados medios de transportes, aplicar un sablazo en sucesiones rebajando la bonificación del 75% al 50%,  es decir, van a  penalizar, machacándolos a impuestos, a todos aquellos valencianos que heredan lo que sus padres han estado ahorrando toda su vida. Con esta rebaja de las bonificaciones va a haber valencianos que van a pagar por heredar justo el doble de lo que pagaban con los gobiernos del Partido Popular”.
   Asimismo, la portavoz popular ha desmentido que “ahora van a pagar más quienes más tienen como asegura el Consell. No es verdad pues a un valenciano con 17.001€ de renta anual, el tipo marginal del IRPF le aumenta un 2,05%, a uno con 30.000€ el tipo marginal del IRPF le aumenta un 4%, es decir cargan la subida a las clases medias, mientras que a un valenciano con 69.000€ de renta anual, el tipo solo le aumenta un 0,02%. Los verdaderos beneficiados de esta reforma señorías no son los valencianos de rentas más bajas sino el señor Puig y quienes perciben rentas más altas. La presión fiscal de los valencianos el año que viene va a ser un 8,5% (167€) más que en el último año de gobierno del Partido Popular. Por eso el GPP ha presentado una batería de enmiendas dirigidas a evitar que sean los valencianos los que paguen sus despilfarros y sus subidas de sueldos”.
   Las enmiendas presentadas por el grupo popular “se dirigen a  regular las modificaciones del Consell a la Ley de tasas e impedir que la reforma de la Ley que regula el tramo autonómico del IRPF y restantes tributos cedidos suponga un verdadero sablazo a las clases medias y bajas”.
   Eva Ortiz ha denunciado “la asfixia del Consell a los ayuntamientos. Cambian constantemente las atribuciones que ostentan los Ayuntamientos en materia de servicios sociales, cuando es al Estado al que corresponde dicha legislación básica. Transfieren la gestión de competencias autonómicas en esta materia a las entidades locales, sin destinar a ello los fondos necesarios, es decir asfixiándolas”.

   La portavoz popular ha señalado que el Consell pretende esquivar y suprimir controles para ser más opacos y tener menos diques de contención a su gestión diaria. Por ejemplo suprimen un informe de la abogacía necesario hasta ahora, cuando el Consell deseaba recurrir a la asistencia jurídica externa, suprimen el control preceptivo de la intervención general en los expedientes en los que se ha omitido la fiscalización previa, modifican el concepto de anticipo de caja fija. Es decir, todo aquel órgano o procedimiento que controle su gestión no tiene cabida en este Consell”.

   Además, según Eva Ortiz, quieren introducer de tapadillo pequeñas modificaciones que, en la práctica, pueden ser muy perjudiciales para los valencianos como la ley de espectáculos públicos que puede suponer una verdadera prohibición para celebrar los bous al carrer”.

   El GPP ha defendido en la Comisión de Economía 102 enmiendas que tratan  fundamentalmente de “evitar que se suban los impuestos y las tasas a los valencianos, no permitir que se supriman controles para hacer más opaca la gestión de este Consell y no dejar que se use la ley como parapeto para tomar decisiones perjudiciales para los valencianos que el Consell no se atreve a tomar directamente”. 

Compartir